Tras el cese del paro, se normaliza el servicio de micros

Trabajo determinó que el aumento salarial obtenido por la Unión Tranviarios Automotor tendrá "carácter remunerativo" y será retroactivo a enero, por lo que el gremio levantó el paro iniciado anoche.
El personal del sector de ómnibus de larga distancia agrupado en la Unión Tranviarios Automotor (UTA) levantó el paro general iniciado en la noche del miércoles, luego de que el Ministerio de Trabajo determinó en una resolución que el aumento salarial será "remunerativo".

El gremio, que lidera Roberto Fernández, inició este miércoles un paro general nacional en demanda del carácter remunerativo de la mejora, lo que Trabajo otorgó este jueves a través de una resolución.

El instrumento 1.058 fue firmado por la viceministra de Trabajo, Noemí Rial, y el secretario de Transporte, Alejandro Ramos, ante "la intransigencia de las partes y la afectación intempestiva de los usuarios", por lo que ya comenzó a normalizarse el servicio.

La Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT) aseguró que impondrá sanciones a las empresas de larga distancia que no prestaron el servicio desde la medianoche del miércoles, según indicó el subgerente de Fiscalización, Alejandro Rusconi.

Por su parte, el ministro de Interior y Transporte, Florencio Randazzo, calificó como "una verdadera vergüenza" la huelga general porque "se tomaron de rehenes a miles de argentinos en una fecha muy particular, como son las vacaciones de invierno".

El ministro explicó que "el proceso de negociación estaba en marcha, al igual que se encontraba todo acordado en términos generales", por lo que "no puede justificarse la posición irreductible de los empresarios y los dirigentes sindicales".

Randazzo precisó que, en el marco de las negociaciones, existía "una diferencia respecto del reconocimiento de si el aumento sería remunerativo o no para los meses de abril, mayo y junio".

También ratificó que se multará a las empresas a través de la CNRT porque clausuraron "boleterías y baños y no prestaron un servicio público", a la vez que instruyó a Ramos para que se aplique a esas compañías "la mayor multa posible".

Durante buena parte de la jornada, los pasajeros afectados por el paro de choferes cortaron Avenida Antártida Argentina en reclamo de una respuesta de las empresas a sus necesidades de traslado.

A partir de ahora, los choferes percibirán 700 pesos para enero, febrero y marzo último; otros 1.000 para abril, mayo, junio y julio -a abonarse los 20 o el día siguiente hábil- y 1.200 pesos más para agosto, septiembre, octubre, noviembre y diciembre.

Rial y Ramos ratificaron la propuesta salarial formulada por la cartera laboral a sindicalistas y empresarios de ómnibus de larga distancia, aceptada por la cámara patronal, le otorgaron plena vigencia y determinaron que tendrá "carácter remunerativo".

La resolución sostuvo que "los pagos de 700 pesos para enero, febrero y marzo y los otros 1.000 pesos para abril, mayo y junio serán remunerativos a todos sus efectos y conforme con la ley".

Los funcionarios ratificaron la vigencia de la audiencia convocada para las 15 del martes próximo a fin de transmitir a las autoridades del área la problemática de la actividad.

El ministro de Trabajo, Carlos Tomada, aseguró esta tarde a un canal de cable que recibió "expresas instrucciones" de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner para "resolver el conflicto", luego de lo cual Trabajo dictó la resolución 1.058.

Por su parte, el secretario de Prensa del sindicato, Mario Caligari, sostuvo que la UTA se comprometió a no realizar medidas de fuerza "si los empresarios cumplen" lo acordado en Trabajo.

Caligari explicó que el aumento será remunerativo desde el 1º de enero y explicó que el paro fue iniciado luego de seis meses de negociaciones" y el pago de varias sumas "con mucha demora".

La protesta provocó que centenares de pasajeros debieran pernoctar en Retiro al quedar varados por la medida de fuerza.

Los choferes habían iniciado el paro en la noche del viernes último y lo extendieron durante algunas horas, aunque luego lo suspendieron ante "un expreso pedido" de la cartera laboral.

Comentá la nota