Tras el Congreso docente, denunciaron irregularidades en la votación

Tras el Congreso docente, denunciaron irregularidades en la votación
Agmer Paraná denunció que congresales de Concordia “traicionaron” el mandato de su departamento. Asimismo calificaron como una "burla" a la propuesta salarial del gobierno que fue aceptada. Se reaviva la interna gremial.

La Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (AGMER) aceptó en el congreso realizado este viernes en Colón la propuesta oficial de aumento salarial. Tras el cónclave, la Seccional Paraná advirtió que “no rifará su lucha”. En esa línea, expuso: “Desde AGMER Paraná, donde más de 2.800 docentes se expresaron en contra del acuerdo y sólo 73 a favor, no podríamos quejarnos públicamente si en votación democrática en el Congreso hubiésemos perdido con nuestro mandato. El problema es que entre los votos que definieron la votación (que salió 53 a 51 a favor de la aceptación) hubo tres que aportaron a la aceptación en contra de lo que sus bases les exigían”, criticó el gremio docente. “Bajo ningún punto de vista consideramos que lo resuelto de este modo le ponga algún freno a la necesidad de expresión del malestar que existe en las escuelas”, aseveró.

“En el Congreso de AGMER en la ciudad de Colón, fue aceptada la burlona propuesta oficial del 3 por ciento de aumento salarial a partir de octubre (para cobrarse en noviembre). Esto significará, en promedio, unos 100 pesos de aumento (equivalente a 1 kilo de pan, uno de carne picada, un litro de leche y un kilo de papa). Además, se incrementará en unos pesos el código 029 de transporte, aún lejísimo de la inflación que registraron los pasajes que deben abonar los docentes que viajan diariamente para trabajar. Los maestros sin antigüedad no percibirán aumento alguno”, indicó la Junta Ejecutiva.

“Desde AGMER Paraná, donde más de 2.800 docentes se expresaron en contra del acuerdo y sólo 73 a favor, no podríamos quejarnos públicamente si en votación democrática en el Congreso hubiésemos perdido con nuestro mandato. El problema es que entre los votos que definieron la votación (que salió 53 a 51 a favor de la aceptación) hubo tres (de los congresales Celeste – Paulo Freire de Concordia) que aportaron a la aceptación en contra de lo que sus bases les exigían”, criticó el gremio docente. En ese sentido desde Agmer Paraná apuntaron a la conducción del gremio a nivel provincial por aceptar la propuesta y rechazaron a los congresales, vinculados a la agrupación que dirige Agmer Central, que habrían cambiado su mandato departamental. De este modo la interna gremial se reaviva tras esta nueva aceptación de la oferta del gobierno.

Asimismo en un comunicado enviado a INFORME DIGITAL, el gremio aseguró: “Ocho departamentos llevamos Congreso el rechazo a la propuesta oficial: Paraná, Concordia, Federación, Islas, Tala y Villaguay (los seis conducidos por la agrupación Rojo y Negro), más Victoria y Federal. En casi todos ellos el pedido de rechazo fue masivo; los nueve departamentos conducidos por la agrupación Celeste llevaban aceptación. En algunos de ellos la votación departamental había sido reñida y pareja”.

“En el caso de Concordia, una patota de militantes kirchneristas invadió la asamblea departamental intentando suspenderla, tratando de impedir con sus cánticos y actitudes que se votara el contundente mandato de las escuelas en contra de la propuesta oficial. No lo lograron: los docentes votaron el rechazo. Pese a ello, los tres congresales de la agrupación Celeste – Paulo Freire votaron en el Congreso de AGMER a favor de la aceptación de la propuesta: sus votos definieron el resultado del Congreso”, denunció párrafo seguido.

“Consideramos que estos tres congresales, en su necesidad de garantizarle a (Sergio) Urribarri la `paz social´ necesaria para afrontar tranquilo las elecciones (poniendo dicho objetivo por encima de las necesidades salariales de los docentes), le dieron la espalda a sus compañeros. Hoy Urribarri les agradeció diciendo que le habían dado `la mejor noticia del año´”, expuso.

“Por ello, bajo ningún punto de vista consideramos que lo resuelto de este modo le ponga algún freno a la necesidad de expresión del malestar que existe en las escuelas de Paraná y Paraná Campaña (y sabemos que es así en toda la provincia). Desde AGMER Paraná, y seguramente será así también en las otras seccionales conducidas por la agrupación Rojo y Negro, así como en Victoria y Federal, seguiremos habilitando todos los canales posibles para la lucha de los docentes. Por salario, por condiciones y estabilidad laboral, por la salud de nuestros compañeros y de nuestros edificios escolares, contra el impuesto a las “ganancias” sobre el salario de los trabajadores; no rifaremos nuestra lucha”, finalizó la Junta Ejecutiva AGMER Paraná.

Comentá la nota