Tras la crítica de Caló al Indec, Moyano exigió un salario mínimo de $ 3500

Moyano reclamó una suba del 50% del piso salarial. Tildó a Cristina de “soberbia” y apuntó contra el metalúrgico, quien ayer hizo declaraciones que disgustaron el Gobierno

DOLORES AYERRA Buenos Aires

“El mejor homenaje que podría haberle hecho (el Gobierno) a Evita es haber anunciado que a partir de agosto el piso salarial será de $ 3.500”. Así el autoproclamado titular de la CGT, Hugo Moyano, oficializó su reclamo por un aumento superior al 50% del actual salario mínimo, vital y móvil. En medio de la disputa por la fractura del movimiento obrero, el camionero eligió la sede de la central sindical para cristalizar el pedido, durante un homenaje a Eva Duarte de Perón, a los 60 años de su muerte. En el acto –en el que se repartieron más críticas al Gobierno nacional que elogios a la homenajeada– el líder gremial volvió a atacar al oficialismo y desafió: “No vamos a ceder ni un milímetro en nuestros reclamos por más que nos descalifiquen”.

La definición del líder cegetista sobre el básico salarial llega en un momento en el que su rival, Antonio Caló, comienza a ser observado con más desconfianza por algunos sectores del oficialismo que lo candidateaban como titular de la CGT antimoyanista. Es que ayer el metalúrgico cuestionó públicamente los números del Indec e hizo una referencia elíptica a la circular 1.050 de la dictadura, con la cual algunas versiones indican que los Kirchner se habrían favorecido cuando tenían un estudio de abogacía (ver pág. 4). En esta línea, el camionero no dudó en contraatacar: “Ahora se dieron cuenta de que el Indec no dice la verdad. Nosotros nunca le creímos”. “Son todos una bolsa de gatos”,

Escoltado de un lado por Guillermo Pereyra, secretario adjunto de la CGT y del otro, por el incondicional Julio Piumato, titular del gremio de judiciales, Moyano –quien esperó a que la Presidenta termine su discurso en José C Paz para hablar– tampoco ahorró ataques contra el Ejecutivo. El camionero tildó a Cristina Kirchner de “soberbia”, haciendo un contraste con la “desbordante humildad” que tenía la guía espiritual de la Nación. “Va ser muy difícil que la imiten”, disparó. El líder cegetista también le dedicó un capítulo especial al ministro del Interior, Florencio Randazzo, que ayer lo había calificado como un referente de la oposición. “Él es Pantriste. Igual, quiero decir que si defender los derechos de los trabajadores es ser opositor, yo soy un opositor”, sentenció.

Ante una audiencia de cerca de 200 trabajadores, entre dirigentes gremiales, militantes de la Juventud Sindical y de los gremios de Camioneros, Trabajadores de Espectáculos Públicos y UTEDYC, también realzó otras reivindicaciones como la elevación del mínimo no imponible se va a aumentar “porque no se soporta más la presión” y que los hijos de todos los trabajadores puedan cobrar la asignación familiar.

La oficialización de Moyano sobre el reclamo del salario mínimo se da en un contexto en el que todavía no hay una fecha fijada para el Consejo del Salario Mínimo, que podría convocarse para la segunda mitad de agosto. Pero la duda recae sobre a quién convocará el Gobierno como representante de la CGT, ya que el candidato más firme del antimoyanismo, el metalúrgico Antonio Caló, sería elegido el 3 de octubre. Si el consejo se convoca en el mes que viene, no habrá un titular de la central obrera reconocido oficialmente. Entretanto, algunos referentes del bloque opositor al camionero, como Gerardo Martínez (UOCRA) ya habían revelado que su pedido sería una suba de 25% del actual piso salarial.

Comentá la nota