Tras descansar en Mendoza, Caló reapareció en escena y ratificó que quiere liderar la CGT antimoyanista

El titular de la UOM dijo que faltó al encuentro con la Presidenta porque pasó "una semana de vacaciones" en la provincia.
El metalúrgico Antonio Caló reapareció hoy en la interna por la conducción de la CGT y reclamó a Hugo Moyano "respetar" el congreso que se celebrará el 3 de octubre, mientras que un sector del antimoyanismo volvió a impulsarlo como candidato en medio de las diferencias para definir al próximo secretario general de la central obrera.

Los dirigentes sindicales agrupados en el denominado Movimiento de Acción Sindical Argentino (MASA) ratificaron a Caló como su candidato para asumir al frente de la CGT, según reveló a DyN uno de los dirigentes que participó del cónclave.

El jefe de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) afirmó que "sigo siendo el candidato" para enfrentar a Moyano y subrayó que "sería incapaz de hacerle un desplante a la presidenta" al ser consultado sobre su ausencia en la reunión que Cristina Fernández mantuvo con dirigentes antimoyanistas en la Casa Rosada.

Prueba de ello fue que Caló concurrió esta tarde, invitado por la Presidenta, al acto en la Casa Rosada al que fueron convocados distintos sectores del poder político y económico.

De esta manera, el secretario general de la UOM se excusó de no haber participado del encuentro que los sindicalistas aliados al kirchnerismo tuvieron con la Presidenta el pasado lunes 16 de julio.

El dirigente metalúrgico tras sostener que su ausencia fue por gozar "de una semana de vacaciones en Mendoza, ya que no lo hacía desde hacía cinco años", añadió en declaraciones a Télam que "no se hizo ningún lifting ni tratamiento para adelgazar".

Asimismo despejó las dudas relativas a su candidatura, la que ratificó al señalar que "siempre manifesté que estaba a disposición de los compañeros".

"Siempre se habló de la unidad, tengo respeto por el compañero Moyano como él tiene que respetar nuestro congreso. Nosotros haremos nuestra CGT", dijo Caló al ingresar a la sede de la Federación de Peones de Taxis, para participar de una reunión con antimoyanistas por primera vez desde principios de mes.

Pese al renovado compromiso de Caló para postularse como el candidato de los sectores contrarios a Moyano, el referente de los denominados "gordos", el lucifuercista Oscar Lescano admitió que siguen las indefiniciones y "hay muchos que pueden ser" candidatos.

Lescano aseguró que desde su sector todavía no se decidió lanzar ni apoyar la candidatura de Caló porque se propuso que "el Consejo Directivo, deberá definir la fórmula la semana anterior al congreso normalizador del 3 de octubre" para "no discutir ninguna ambición de nadie".

De esta forma, Lescano, salió a poner paños fríos sobre la dura disputa interna que se desató en el antimoyanismo por su falta de acuerdo para definir al candidato que contenga a los "gordos", los independientes y los ex moyanistas.

"Estamos todos juntos, afortunadamente no tenemos diferencias. Está todo bien" indicó Lescano. Y reiteró que "hay muchos que pueden ser candidatos".

Mientras liman sus "asperezas internas", en la víspera el ampluio arco antimoyanista suspendió una reunión prevista en la sede la UOM y la pospuso para el lunes próximo.

Así, al nombre de Caló para conducir esa CGT se sumaron en las últimas horas los del taxista Omar Viviani, Ricardo Pignanelli (SMATA), Héctor Daer de la Sanidad y el docente Sergio Romero.

Desde la vereda de enfrente, el moyanista Julio Piumato no descartó hoy la posibilidad de llegar a un acuerdo político con la Federación Agraria que encabeza Eduardo Buzzi, al advertir que "coincidimos en muchas etapas" con esa entidad.

Piumato embistió además contra el metalúrgico Caló quien dijo que mantiene sus pretensiones de encabezar la CGT sindicada como "oficialista", y le pidió que "defienda" a sus trabajadores.

Comentá la nota