Tras el fracaso de las negociaciones se profundiza el conflicto entre Sutiaga y RPB

Tras el fracaso de las negociaciones se profundiza el conflicto entre Sutiaga y RPB
La mesa de diálogo propuesta por la Dirección de Trabajo entre las partes en conflicto no llegó a buen término, debido a que cada una mantuvo su postura. El Ministerio de Trabajo de la Provincia intervendrá ahora al convocar a una reunión de conciliación obligatoria durante esta semana
Los operarios se mantenían ayer a la tarde a un costado de la puerta de acceso a la empresa en estado de asamblea, sin interrumpir el paso de vehículos y personas a la espera que intervenga el Ministerio de Trabajo de la Provincia, al declarar la conciliación obligatoria.

El conflicto gremial se desató tras el despido de tres operarios, que según la empresa se debió a una reestructuración, pero desde el Sindicato dijeron que los despidos se produjeron poco tiempo después que esos tres operarios se afiliaran al sindicato de Aguas y Gaseosas.

Para intentar bajar un poco la temperatura del conflicto, en el cual el sindicato amenaza con bloquear todas las fábricas y centros logísticos de RPB en distintas partes del país, se llevaron a cabo infructuosas negociaciones en la oficina de Trabajo local.

El encuentro se produjo a las 10:30 de ayer y se prolongó por dos horas.

La representación legal de Baggio estuvo a cargo de los doctores Enrique y Jorge Simón junto al responsable de Recursos Humanos de la empresa, Héctor Curotto.

Del otro lado, estaban los abogados del Sindicato de Aguas y Gaseosas (Sutiaga) los doctores César Meli y Julio Chavarria, para proseguir con las negociaciones que comenzaron el último sábado. Como mediador estuvo el delegado de Trabajo Ángel Cabezas y otros funcionarios de la repartición.

La reunión fue tensa desde el comienzo, debido a que, la empresa se mantuvo en su postura de no reincorporar a los tres operarios despedidos, como tampoco adoptar el convenio colectivo 152/91 que rige a los empleados del rubro aguas y gaseosas, de los cuales hay 250 operarios afiliados en la planta del Parque Industrial.

Mientras tanto unos 200 operarios se concentraron ayer frente a la Dirección de Trabajo con bombos, carteles que decían “basta de abusos”, bombas de estruendo, el acompañamiento de sus esposas e hijos y los delegados de Sutiaga de provincia de Buenos Aires.

En tanto, el ingreso a la planta del Parque Industrial estuvo garantizado ayer, tras enviar carta documento a los empleados que durante el sábado mantuvieron bloqueado el acceso a la playa de carga de camiones hasta pasadas las 14 horas, hecho que luego fue subsanado tras la intervención de la fiscal de turno.

Sin embargo ayer solo las oficinas administrativas mostraron actividad, mientras la producción en planta estuvo parada.

El gran inconveniente de mantener parada la producción es que no se pueden ingresar unos 90 mil litros de leche por día que RPB recolecta de los tambos de la zona para la producción de leche fluida larga vida y chocolatada.

Reunión con Bahillo

En un intento de bajarle la temperatura al conflicto, miembros de la mesa directiva de Sutiaga, se reunieron ayer alrededor de las 9 de la mañana con el intendente Juan José Bahillo en el Salón Azul, a quien se le entregó el petitorio para mantenerlo al tanto del conflicto gremial y se le pidió que intervenga como mediador, papel que ya abordó la Dirección de Trabajo, “pero vemos en el intendente una vía más de negociación”, agregó César Meli abogado del sindicato.

“Rechazamos la solicitada que sacó la empresa por los medios de comunicación porque consideramos que nuestro reclamo es legítimo y los trabajadores (de Baggio) acudieron a la organización sindical que verdaderamente los representa”, dijo Meli.

En la reunión en Trabajo, los abogados del sindicato instaron a los representantes de RPB “que cambie su postura por la paz social” al tiempo que remarcaron “estar abierto al diálogo para destrabar el conflicto”.

Meli manifestó que: “No tenemos respuesta por parte de la empresa y siguen mandando cartas documento a los empleados en un intento de amedrentamiento. Los están intimando a que desalojen el ingreso y egreso de la planta, cosa que ya sucedió. A la fiscal de turno le explicamos que se va a mantener la libertad de tránsito de vehículos como de personas. Estas cartas documento solo instan a que el conflicto se prolongue”.

Comentá la nota