Tras la furia de los taxistas, vuelven a expedir carnés

Tras la furia de los taxistas, vuelven a expedir carnés
Tras 45 díasde asamblea, el Centro de Tránsito atenderá hoy, mientras el Suoem negocia sus demandas con el Ejecutivo. Ayer, los taxistas entraron por la fuerza a la dependencia.

Luego de la protesta que realizaron ayer taxistas, remiseros y motociclistas por la prolongada inacción en esa dependencia, el Centro de Capacitación y Tránsito de la Municipalidad de Córdoba, ubicado en Sabattini al 3500, volverá a atender 
con normalidad hoy los trámites para renovar carné de conductor.

Los delegados de los trabajadores de esa repartición, que estuvo de asamblea los últimos 45 días, acordaron anoche con las autoridades municipales una impasse en la protesta.

Aunque no quedó saldado el conflicto de fondo, por lo pronto se informó que retomarán la atención al público mientras siguen negociando una respuesta a sus demandas laborales.

Según indicaron, reclaman más espacio físico y mejoras edilicias porque hay goteras y se llueve el sector donde están ubicadas las computadoras y los muebles.

Extraoficialmente, también trascendió que los empleados nucleados en el Suoem piden cargos de jefaturas y prolongaciones de jornadas.

Esta dependencia, en la que trabajan no más de 25 personas, quedó en el ojo de la tormenta ayer, cuando taxistas y remiseros irrumpieron por la fuerza, cansados de esperar en vano que los atendieran.

Esa movida motivó incluso una intervención policial para evitar que la cuestión pasara a mayores.

Los propios empleados admiten que efectivamente en los últimos 45 días trabajaron a medias por la realización de asambleas de 7 a 10.

Esto ocurría mientras había particulares que se agolpaban frente a las oficinas desde las 5 de la mañana para obtener un turno.

Justamente ayer explotaron quienes tenían turnos y no lograban que los recibiera ningún empleado para avanzar en los trámites.

Por lo general se trata de transportistas que necesitan renovar su documentación para poder trabajar y que pierden mañanas enteras renegando en el Centro de Capacitación y Tránsito.

Ayer, en medio del escándalo que armaron los taxistas y los remiseros, uno de los protagonistas llegó a relatar que los propios empleados les decían que “estén atentos a lo que decían en las radios” para saber cuándo se iba a normalizar la atención al público.

Comentá la nota