Tras lograr aumento de 32%, levantan el paro que afectaba la provisión de garrafas

El gremio que agrupa al personal de la industria del gas puso fin a la medida de fuerza luego de lograr un acuerdo salarial. Negocian para evitar despidos en refinería de Neuquén

La Federación gremial que agrupa a los trabajadores de la industria del gas y representantes de las empresas de la actividad lograron ayer destrabar la negociación salarial del sector y avanzaron en un entendimiento que puso fin al paro por tiempo indeterminado iniciado en la medianoche del miércoles, que amenazaba con provocar faltantes de garrafas comunes y sociales en gran parte del país. La suspensión de la medida de fuerza fue informada por la tarde luego que referentes de la entidad sindical, encabezados por el dirigente Alberto Roberti, y representantes de las cámaras que agrupan a las empresas productoras, fraccionadoras y distribuidoras de gas licuado alcanzaron un acuerdo que estableció un incremento salarial en torno al 32%.

El aumento se aplicará sobre los salarios básicos y todos los adicionales de convenio en dos tramos: un 15% retroactivo al 1º de mayo y el 15% restante con los sueldos de octubre. Además, el entendimiento fijó el pago a fin de año de una suma fija no remunerativa, extraordinaria y por única vez que irá de $ 1.920 a $ 4.800 de acuerdo con la antigüedad del trabajador. Ese suplemento redondea una suba total cercana al 32%, explicaron a este diario fuentes de la negociación.

El cierre de la paritaria permitió en la tarde de ayer levantar la sorpresiva huelga por tiempo indeterminado que la federación gremial liderada por Roberti inició en la madrugada del miércoles ante las dificultades para avanzar en un acuerdo salarial. La medida, que paralizó por unas horas la actividad en las empresas YPF Gas, Pan American Energy, Axión Energy, Cañuelas Gas, Total Gas, Shell Gas y Petrobras División Gas, entre otras, amenazaba con provocar desabastecimiento de garrafas en especial en las provincias del norte que no poseen red de gas natural.

Esa preocupación activó ayer una nueva mediación de parte de funcionarios de los ministerios de Planificación y Trabajo, que volvieron a reunir a las partes y consiguieron destrabar el conflicto y resolver la discusión salarial.

En tanto, el Sindicato del Petróleo y Gas Privado de Neuquén, Río Negro y La Pampa, que conduce Guillermo Pereyra, anunció anoche la suspensión de la huelga que había convocado para hoy en el marco de un conflicto por despidos y suspensiones de operarios dispuestos por el Grupo Más Energía, que controla a las empresas neuquinas Petrolera Argentina y ReNeSa. A través de un comunicado, Pereyra justificó la decisión de dejar en suspenso el paro en un pedido del ministro de Trabajo, Carlos Tomada, quién lo convocó a una reunión el próximo martes para intentar alguna solución al conflicto.

El gremialista, número dos de la CGT opositora de Hugo Moyano y también senador nacional por Neuquén, informó que de ese encuentro también participará el secretario Legal y Técnico de la Presidencia, Carlos Zannini; el CEO de YPF, Miguel Galuccio, y autoridades del Grupo Más Energía.

Comentá la nota