Tras la marcha de la CTA y el moyanismo, Micheli se fue a Nueva York

Tras la marcha de la CTA y el moyanismo, Micheli se fue a Nueva York
Luego de encabezar un paro nacional con movilización a la Plaza de Mayo, el líder de la CTA opositora, Pablo Micheli, viajó a Nueva York, con escala previa en Miami, para participar el lunes próximo de una reunión donde se rechazará la presencia de las tropas militares de la ONU en Haití.
Horas después de compartir el acto con moyanistas, militantes de izquierda, dirigentes barriales y de entidades agropecuarias, Micheli abordó el vuelo 908 de American Airlines que lo trasladó junto a su secretario general adjunto, Ricardo Pedró, a la península de Florida. Según una vocera de la central obrera que conoce de cerca los movimientos del estatal, ahora ya se encuentra en las cercanías de la isla de Manhattan.

"Está en Nueva York. Fue invitado por la ONU para participar de una reunión oficial en apoyo al retiro de tropas en Haití. La invitación llegó hace más de un mes. El viaje se armó en base a las fechas que teníamos del paro, que incluso se modificó la fecha: iba a ser el 11 y se pasó al 10", contaron a ámbito.com desde la CTA anti-K.

Según pudo averiguar este medio, Micheli participará la semana que viene de un cónclave internacional que reúne a organizaciones gremiales, sociales y políticas que rechazan la presencia de militares en el país caribeño, devastado por la violencia interna y en planes de reconstrucción luego del terremoto de 2010.

El encargado de fijar la agenda de Micheli en Estados Unidos fue el secretario de Relaciones Internacionales, Adolfo Aguirre, quien está allá desde principios de semana y que lo recibió esta mañana. Desde la CTA, contaron que "Fito" le organizó además "una serie de reuniones con dirigentes y organizaciones de todo el mundo".

Las mismas fuentes consultadas por este medio negaron tajamente que sea un viaje de placer. "No se fue de vacaciones, ojalá se pueda ir de vacaciones porque después de la enfermedad que tuvo necesitaría descansar. Salió ayer (miércoles), estuvo todo el día con el tema del paro, después salió el vuelo y llegó esta madrugada. Si para alguno eso es vacaciones, bueno...", aseguraron.

En la Argentina, el secretario gremial de ATE Capital, Luciano Fernández, dijo que se enteró de la salida del país del jefe de su gremio por los medios. "Nos parece poco oportuno, si no hay una justificación que así lo amerite sobre todo por el contenido de su discurso (en la marcha). Debe tener razones o una causa que justifiquen el viaje", sostuvo en diálogo con ámbito.com.

Fernández pertenece a un sector interno de ATE que no adhirió al paro nacional de la CTA, ni participó de la movilización y el acto en Plaza de Mayo. Al describir los motivos, el dirigente argumentó que en las bases gremiales generaron "muchas dudas" el marco de alianzas que había hecho Micheli para protestar.

"Si bien la medida tenía reivindicaciones legítimas que sostenemos y creemos que hay que pelear, se desdibujaban, por ejemplo, con la participación de la Federación Agraria, que es una cámara agropecuaria patronal", sostuvo Fernández. Para el gremialista, la entidad que conduce Eduardo Buzzi pretende una devaluación del peso para "beneficiarse" con el tipo de cambio por las altas rentabilidades que dejaría la exportación de productos agrícolaganaderos, principalmente la soja. "No se puede marchar con la Federación porque si triunfara en sus objetivos sería una depreciación de los salarios de los trabajadores y una pérdida del poder adquisitivo", advirtió.

Pero además, los 350 delegados de 50 sectores laborales que rechazaron por unanimidad la marcha de Micheli consideran que la alianza con Hugo Moyano esconde un acercamiento electoralista con "lo peor de la derecha", donde incluyeron al gobernador cordobés José Manuel De la Sota, el diputado Francisco De Narváez y Gerónimo "Momo" Venegas, entre otros. "Lo rechazamos porque creemos que lo que los termina juntado es su antikirchnerismo", afirmó Fernández.

"Cuando nosotros tuvimos elecciones internas en la CTA, que nosotros apoyamos a Micheli, Moyano tuvo palabras denigratorias y descalificatorias y dijo que no éramos representativos. Siempre descalificó a la CTA, nunca estuvo a favor de que tenga la personería gremial", agregó sobre el camionero, que este miércoles faltó con aviso a la Plaza. "En la relación histórica de Moyano con la CTA, más allá de que en los 90 compartimos la marcha federal con el MTA, cuando él fue secretario general de la CGT denostó sistemáticamente a la CTA", completó.

La otra postal que molestó puertas adentro de ATE muestra a los fundadores de la CTA, como Víctor De Genaro, con los caciques moyanistas de la CGT opositora Julio Piumato o Juan Carlos Schimd. "Genera dolor y manifiesta un contrasentido, porque cuando se rompió la unidad de la CTA, y Micheli enfrentó a (Hugo) Yasky, a Yasky le decían 'Moyasky' porque se estaba mimetizando con Moyano y ese era uno de los grandes argumentos por los cuales se sostuvo esa postura en la compulsa electoral en la CTA. La fotografía los muestra a todos juntos, eso nos produce dolor e indignación por el doble discurso", concluyó Fernández.

Comentá la nota