Tras una masiva protesta los municipales decretaron un paro para este lunes

Tras una masiva protesta los municipales decretaron un paro para este lunes

Rechazaron el pago desdoblado de sueldos y le llevaron un petitorio al intendente. Al salir de la reunión dijeron que sus respuestas fueron insatisfactorias y anunciaron un paro. Hubo miles de municipales movilizados por el centro.

Tras protagonizar una multitudinaria manifestación para rechazar el pago desdoblado de sueldos, presentar un petitorio con numerosos reclamos y reunirse con el intendente Carlos Arroyo, los trabajadores municipales decidieron decretar un paro. La medida de fuerza se llevará a cabo el próximo lunes.

“Las respuestas del intendente fueron insatisfactorias”, aseguraron desde el Sindicato de Trabajadores Municipales (STM), cuyo secretario adjunto, Daniel Zacarías, rechazó cualquier intento del Ejecutivo por considerar a la actitud del gremio como política.

“No estamos haciendo política partidaria sino luchando por los derechos de los trabajadores”, aseguró.

La protesta de este viernes fue masiva. Con seguridad hubo más de 2 mil municipales que marcharon por las calles de Mar del Plata desde la sede del gremio hasta el Palacio Municipal. Para el sindicato, en el momento de mayor convocatoria, llegó a haber unas 3.500 mil personas protestando contra el gobierno local.

La columna se detuvo frente a la sede del ministerio de Trabajo, ubicada en Luro y España, donde el sindicato dejó una copia del petitorio que minutos más tarde le llevó al jefe comunal. Arroyo recibió en su despacho a la comisión directiva, que hizo sus planteos. Reclamó que el gobierno hiciera un esfuerzo por adelantar el pago de los haberes adeudados, para el próximo jueves 18.

Fuentes sindicales aseguraron que no hubo una respuesta clara a ese planteo. En la reunión, quienes estuvieron presentes junto a Arroyo fueron su yerno, el secretario de Relaciones Institucionales, Mauricio Loria y el secretario de Gobierno, Alejandro Vicente, “quien prácticamente no habló”, indicaron desde el STM.

La reunión concluyó pasadas las 13 sin que hubiera una contestación que generara conformidad. Ayer, al vencerse el plazo legal para que la comuna abonara los sueldos, los trabajadores percibieron hasta 15 mil pesos cada uno.

Según había indicado Arroyo, con esa suma “el 45%” del personal cobró sus salarios de manera íntegra. Al salir de la reunión la comisión directiva comunicó los resultados y ahí mismo se resolvió decretar el paro, que se llevará a cabo el lunes.

Además de protestar por el pago desdoblado de los sueldos, los municipales dejaron asentados otros reclamos hacia el gobierno. En el petitorio exigieron respuestas por “la falta de pago de las horas extras adeudadas desde septiembre de 2015” así como de “las licencias no gozadas del personal que inició los trámites jubilatorios” y del “adicional por 25 años de antigüedad”.

También denunciaron la “falta de pago del incentivo docente correspondiente a los últimos dos meses” y el “incumplimiento del acuerdo para pasar a la planta permanente a quienes ya cumplieron con 12 meses de trabajo”.

A la vez denunciaron demoras para implementar el convenio colectivo de trabajo, rechazaron el recorte de horas extras y reclamaron paritarias salariales. También responsabilizaron al gobierno por el “incumplimiento en la entrega de vestimenta y equipos de seguridad, la falta de seguridad en centros de salud y escuelas y por la falta de pago de los aportes patronales a las obras sociales, mutuales y prepagas”.

Al extenso listado de reclamos, el sindicato le agregó una aclaración no menor. Advirtió que los trabajadores “no tolerarán el pago fraccionado de los haberes” señalando que esa es una “modalidad que el municipio pretende instaurar a partir de este mes”.

La advertencia surge de la creencia de que en la medida que la gestión del intendente Carlos Arroyo continúe por el actual camino, sus posibilidades de hacer frente al pago de haberes empeorarán. De hecho, cuando la comuna pague lo que resta de la masa salarial ya debería estar reuniendo los fondos para cancelar los haberes del mes siguiente.

Comentá la nota