Tras el reclamo de la policía, se “acuartelan” los gremios

Tras el reclamo de la policía, se “acuartelan” los gremios
La mayoría pide que se adelanten las negociaciónes salariales y ya hablan de un piso del 30% de aumento. La CTA marchará el 19 de diciembre. Moyano se plegaría.
El Gobierno está en alerta. Enfrenta una de las semanas más difíciles del año y la mayoría de los esfuerzos están enfocados en contener dos frentes: los posibles intentos de saqueos en el Conurbano hacia el 20 de diciembre y las distintas movilizaciones de los gremios municipales, docentes y médicos, que buscan adelantar los reclamos salariales antes de lo previsto, luego del efecto dominó generado por los aumentos a las policías provinciales.

Las protestas de las fuerzas de seguridad dispararon en otros gremios negociaciones paritarias que tendrán un piso promedio de 30% y se adelantarán a febrero, según confirmaron a PERFIL dirigentes gremiales de todo el país.

Además, ya comenzaron a exigir sumas fijas para antes de Navidad –Camioneros reclama un bono de $4.500– y la apertura de la discusión salarial con un techo mayor al que el Gobierno pretende, por debajo del 20%. A esto hay que sumarle un clima hostil en las organizaciones gremiales de base y el anuncio de medidas de fuerza para el 20 de diciembre, todavía en discusión.

Pablo Micheli, titular de la CTA disidente, fue el primero en anunciar que buscarán sumar a otros sindicatos para un paro y movilización para el 19 de diciembre. Según le explicó a este diario, “no debería haber ni piso ni techo en las paritarias”. Y se preguntó: “¿Quién va a aceptar discutir aumentos inferiores a los de la policía? El Gobierno está en una situación compleja, es obvio que los trabajadores van a salir a la calle al ver que hay plata. Si la policía sale a reclamar y consigue un 45 o 50% de aumento, ¿por qué no lo podrían obtener los maestros o los médicos?”.

De hecho, mañana se reunirá la cúpula del gremio de Camioneros para decidir si convocan a un paro de actividades. De no satisfacer su reclamo, no descartan que sea el 20 diciembre, un día después que la CTA opositora y la Corriente Clasista y Combativa. El 20D también será la arena del reclamo de gremios judiciales.

Julio Piumato, titular del gremio de empleados judiciales y miembro de la CGT que conduce Hugo Moyano, opinó que la situación “fijó un nuevo techo a las paritarias, y esto es adecuarse a la realidad, si el aumento vale para los policías, también vale para otros”. Y agregó: “por eso ya hay trabajadores estatales reclamando en muchas provincias”. Piumato confirmó que el próximo viernes convocará a un paro de empleados judiciales.

Médicos. “Los policías nos sacaron el piso de la paritaria, estamos con una inflación de al menos un 30%, pero nos damos cuenta que a los policías les dieron hasta un 80% de aumento”, se quejó Erick Mendoza Díaz, secretario general de AMRA, la Asociación de Médicos de la República Argentina. El sindicalista adelantó que realizarán un paro de 24 horas este miércoles 18 en la provincia de Buenos Aires, a lo que se podría sumar una movilización. “Hoy un médico bonaerense gana $7.000 de bolsillo, estamos pidiendo que el que ingresa gane $15.000 como mínimo” reclamó Mendoza Díaz. “A nivel nacional estamos peor aún. Los básicos en las provincias rondan entre $3.000 y $4.000, el resto del salario son adicionales. Es un nivel inestabilidad increíble”, añadió.

Por su parte, Jorge Gilardi, secretario general de la Asociación de Médicos Municipales de la Ciudad de Buenos Aires, confirmó que ya le plantearon al gobierno de Mauricio Macri un aumento fijo para enero y febrero no inferior a $1.200. “Hoy ningún sindicato puede ir a discutir menos 30% de aumento”, expresó. Su básico en la Ciudad ronda entre los $10.500 y los $12.000, contra los $12.500, promedio, que gana un policía de la Metropolitana.

Eduardo Taboada, de los médicos de Santa Fe, planteó que “en 2014 vamos a pedir un 30%, más lo que queda pendiente de este año. No sabemos de dónde saldrá el dinero pero la gente se inquietó con el tema de la policía, vamos a ser más duros”. Y comparó: “con el aumento un policía santafesino pasará a ganar más de $10.000 y hoy el básico de un médico está en $6.000”.

Maestros. La secretaria general de CTERA (docentes), Stella Maris Maldonado, contó que tras una reunión con el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, dejaron planteada la reapertura de la paritaria nacional en diciembre (todos los años se abre en febrero). “Vamos a discutir salarios y condiciones de trabajo, aunque no hablamos de cifras, consideramos que debemos tener un aumento significativo para los docentes, que realmente se sienta en los bolsillos”, le dijo Maldonado a PERFIL. Cauta con los números, si bien dijo que “no es lo mismo un 30% para petroleros que para nosotros”, confió que la idea es reclamar una suma fija antes de enero a cuenta de la futura paritaria, “algo que ya se está discutiendo en muchas provincias”.

A todo esto, los gremios de la CGT y sus aliados, como la CGT Celeste y Blanco, están reclamando un aumento en el bono de fin de año. El reclamo lo encabeza Pablo Moyano, el hijo de Hugo que encabeza el gremio de Camioneros, quien pidió un extra de $4.500 y amenazó con una huelga para el viernes 20, que se decide mañana. La CTA disidente reclamará un bono de $2.000.

Esta semana, el Jefe de Gabinete volverá a reunirse con los gremios para tratar de evitar que reclamos conspiren contra un fin de año en paz.

El fantasma de los saqueos

Además del adelantamiento de los reclamos gremiales, los posibles saqueos en algunas zonas del conurbano son la otra gran preocupación del Gobierno. “Tenemos que pasar esta semana y todo se va a tranquilizar después de Navidad, pero no va a ser fácil porque hay muchos sectores fogoneando”, confía un funcionario y apunta con nombre y apellido a algunos gremialistas vinculados a la oposición.

Además de las tareas de “inteligencia” que se siguen haciendo en redes sociales para prevenir convocatorias a saqueos, el Gobierno nacional anunció que reforzará con efectivos de gendarmería al conurbano. La Ciudad, además, también enviará agentes de la Policía Metropolitana a los hipermercados del sur.

Comentá la nota