Tras seis horas de piquete, los municipales lo levantaron

Tras seis horas de piquete, los municipales lo levantaron

Desde hace más de 50 días que los municipales están de paro por esta protesta reclamando el pago de los adicionales.

Desde las 11:40 horas aproximadamente, hasta las 17:30 horas duró el corte en la ruta nacional 3, que protagonizaron los empleados municipales de Caleta Olivia.

El bloqueo del acceso norte, en la entrada al barrio Alto del Golfo inmovilizó a cientos de camiones, colectivos y automotores livianos.

Desde la 11:30 horas pasaron muchas situaciones, entre ellas la amenaza del posible desalojo compulsivo con intervención de Gendarmería.

Pasadas las 17 horas se levantó por presión de camioneros, que fueron a expresar que ellos no podían estar más en la ruta, teniendo en cuenta que hay camiones que trasladan mercadería y corrían el riesgo de perder la cadena de frio, otros decían que estaban más de 20 días fuera de sus hogares.

El anterior corte se produjo el jueves por el mismo grupo, acompañado por integrantes de la comisión directiva del gremio que los nuclea (SOEMCO).

Esta vez se generó un gran caos vehicular y se produjeron situaciones de tensión, ya que muchos automovilistas llegan hasta implorar paso por razones de urgencia en el viaje, sobre todo vinculadas a cuestiones de salud.

Además, los automovilistas no pudieron utilizar un camino alternativo de ripio que corre paralelo a la traza del acueducto porque está cortado por profundas canaletas.

Para colmo, la medida de fuerza se encuentra ahora en una etapa de transición institucional y en la práctica hay una virtual acefalía de autoridades.

Vale señalar que en la víspera, el gobierno provincial no respondió a los llamados telefónicos de los gremialistas; el intendente José Córdoba sigue de licencia por cuestiones de salud personales y de un familiar directo y el presidente del Concejo Deliberante, Manuel Aybar, reiteró que formalmente a él nadie le comunicó que debía hacerse cargo interinamente del Departamento Ejecutivo.

Y mientras se extiende el paro, los operarios de cooperativas y de planes sociales apenas pueden cumplir con el servicio de recolección de residuos porque los municipales mantienen bloqueados varios camiones compactadores.

Comentá la nota