Tras la tensión, se acerca Camioneros a un acuerdo

Hubo contactos informales entre Moyano y las empresas, que mejoraron la oferta de 28%; se reúnen el lunes

La lógica de la paritaria de los camioneros vuelve a sorprender. Tal como ocurrió el año pasado, la ríspida negociación entre el gremio que lidera Hugo Moyano y las empresas del sector pasó de la máxima tirantez a la distensión en cuestión de horas. Tanto, que el acuerdo salarial que hasta anteayer parecía inalcanzable empezó a tomar forma en las últimas horas y podría ver la luz el lunes próximo.

El acercamiento se produjo ayer en una reunión entre referentes del sindicato y de la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (Fadeeac).

Según pudo reconstruir LA NACION, los empresarios acercaron una oferta "bastante mejor" que la del 28% de aumento que estaba hasta ahora sobre la mesa. En ese porcentaje se había trabado la negociación el martes pasado en el Ministerio de Trabajo. Después de esa última cita, los camioneros, que no se movieron de su reclamo de 40%, habían renovado la amenaza de activar paros sorpresivos en las distintas ramas de la actividad, como el que el lunes complicó el transporte de caudales.

La propuesta estaría "varios puntos por encima de 30 por ciento", según deslizó uno de los negociadores a este diario. Iría en línea con el aumento que hace dos semanas consiguió el gremio de la alimentación y de los acuerdos que el gastronómico Luis Barrionuevo selló en los últimos días con las cámaras de comedores y hoteles de lujo.

Ambos sindicatos, uno alineado con la CGT oficialista (alimentación) y el otro con la CGT opositora que lidera el propio Barrionuevo (gastronómicos), acordaron subas salariales de 35%.

El aumento para los camioneros se haría efectivo en tres cuotas a pagar en julio, noviembre y marzo del año que viene, tal como ocurrió este año. Ayer no se habló del plus de 20% por "profesionalidad" que los camioneros exigen para los choferes de larga distancia.

Las gestiones de ayer ocurrieron por fuera del paraguas formal del Ministerio de Trabajo y seguirían en las próximas horas, antes del fin de semana. Las partes podrían avanzar en la firma de un acta, una suerte de preacuerdo, que llevarían a la próxima audiencia en Trabajo, el lunes que viene, para sellarlo oficialmente ante las autoridades.

La reticencia a hablar de porcentajes sin tapujos es lógica: responde a la estrategia negociadora, tanto del gremio como de los empresarios. A ninguno le conviene aparecer cediendo terreno respecto de su posición original, aunque ambos deban hacerlo en alguna medida.

Para Moyano, conseguir un aumento varios puntos superior al promedio en el que acordaron gremios que integran la CGT oficialista, como la UOM, la Uocra y Comercio (por debajo del 30%), será un triunfo. Para la patronal, lograr que los camioneros bajen varios puntos su pretensión de 40%, también.

Al frente de la negociación de las últimas horas estuvo Hugo Moyano y no su hijo Pablo, que como secretario adjunto de camioneros había encabezado las audiencias en el Ministerio de Trabajo.

El repentino acercamiento entre los camioneros y los empresarios archivó la amenaza de paros sorpresivos (en las primeras horas de ayer circuló fuerte la versión de una huelga en el transporte de combustibles) y la posibilidad de un paro de todas las actividades bajo control del gremio de Moyano.

"Estamos negociando. Meter presión ahora sería contraproducente, una torpeza", razonó un dirigente gremial al tanto de los diálogos de las últimas horas. De todas maneras, nada será definitivo hasta después de la reunión del lunes en el Ministerio de Trabajo.

PRESIÓN POR GANANCIAS

En forma paralela al último tramo de la ronda de paritarias, el malestar por la demora en la actualización del mínimo no imponible del impuesto a las ganancias sigue generando movimientos.

La Asociación Bancaria inició ayer su congreso nacional, del que podría surgir la convocatoria a un paro bancario de 24 horas para exigir el ajuste del impuesto, además de para insistir en el reclamo por los despidos en la Caja Popular de Ahorros de Tucumán .

La CTA opositora que comanda Pablo Micheli, en tanto, se reunirá hoy para analizar la convocatoria a una marcha para exigir que el medio aguinaldo, que se pagará en los próximos días, quede exento de Ganancias, tal como ocurrió el año pasado.

LOS FERROVIARIOS LOGRARON UNA SUBA DEL 28%

Los cuatro gremios ferroviarios lograron ayer un aumento salarial del 28% para este año. La suba se concretará en un solo pago y será retroactiva a marzo. Recibirán además dos sumas fijas no remunerativas de entre $ 1000 y $ 2750, según la categoría, y un aumento del 33% en el valor de los viáticos.

Una porción de la suba en ese ítem (alrededor del 10%) se incorporará al básico a partir de enero de 2015. Los dos sindicatos mayoritarios (Unión Ferroviaria y La Fraternidad) celebraron anoche el acuerdo que, según sus cálculos, completa una suba en torno al 32%..

Comentá la nota