Tras la toma del Municipio, los trabajadores de Azul llegaron a un acuerdo

Luego de más de 10 horas de negociaciones que incluyeron una toma del edificio municipal por parte de los trabajadores, el Ejecutivo de Azul y dos de los tres gremios arribaron a un acuerdo salarial del 25 %.
El acuerdo se logró tras una tensa jornada en la que más de un centenar de trabajadores tomaron la sede del municipio, reclamando ser recibidos por el intendente local, José Inza, quien no fue parte de las reuniones y se retiró del municipio tras los primeros incidentes.

En ese marco, el secretario de Gobierno de Azul, Héctor Bolpe, y su par de Vialidad, Sergio Vitales, encabezaron las reuniones con los titulares del Sindicato de Trabajadores Municipales de Azul (STMA), ATE y Soempa, quienes rechazaron una primera propuesta que incluía una suba del 15 por ciento en enero y un 10 por ciento en julio, a la vez que se aseguraba una "garantía salarial" para que todos los empleados cobren al menos 500 pesos de aumento.

Sin embargo, los gremios pedían que esa "garantía" sea incluida en el básico, pero el rechazo del Ejecutivo hizo retroceder las negociaciones. Finalmente, en un cuarto encuentro y cuando la situación en el municipio se iba caldeando, el Gobierno ofreció mantener la "garantía" para el segundo aumento e incluirla al básico a partir de 2014, propuesta que fue aceptada por STMA y ATE, gremios mayoritarios, quienes firmaron el acuerdo salarial.

El conflicto entre los trabajadores azuleños y el Municipio se remonta a varios días atrás, en los que hubo varias idas y venidas e inclusive durante las últimas horas no hubo servicio en el Hospital Pintos de la vecina ciudad.

Comentá la nota