Hay tregua hasta el lunes en el conflicto entre Moyano y Techint

Hay tregua hasta el lunes en el conflicto entre Moyano y Techint
El sindicato levantó de manera provisoria la protesta por la indemnización de 17 camioneros, por quienes exige $ 7.800.000

Se alcanzó una tregua justo cuando un fiscal ya había ordenado a efectivos de la Gendarmería despejar el acceso de una de las plantas de Ternium Siderar, del Grupo Techint. Tras cinco días de protesta, los militantes del sindicato de choferes de camiones, que lidera Hugo Moyano, levantaron ayer los nueve bloqueos que mantenían en diferentes plantas industriales en reclamo del pago de la indemnización a 17 trabajadores despedidos por la transportista Vilaltella & Valls SA, que brindaba servicios a Techint.

La protesta se suspendió de manera provisoria hasta pasado mañana, cuando el sindicato y la empresa retomen la negociación en la sede del Ministerio de Trabajo de la provincia de Buenos Aires, cuyo titular, Oscar Cuartango, intervino en el conflicto.

El sindicato de Moyano exige un pago $ 7.800.000 en concepto de indemnización por los 17 empleados. Así lo reconoció Marcelo Aparicio, número tres en el escalafón jerárquico del gremio. Y Pablo Moyano, hijo del jefe de la CGT, dio más detalles sobre la negociación. "Nos ofrecieron pagar una parte en efectivo y el resto con cuatro camiones. No lo vamos a aceptar", dijo a LA NACION.

Desde Techint negaron que se hubiera hecho algún ofrecimiento "porque la empresa no forma parte de ningún conflicto", según informaron anoche a LA NACION voceros de la compañía.

La postura sigue en la misma línea de lo manifestado ayer por el director de Siderar, Martín Berardi, quien dijo que la medida gremial era una "locura, un atropello y una extorsión".

En medio de la escalada del conflicto, Siderar radicó nueve denuncias penales en contra del sindicato. La Unidad Fiscal de Instrucción N° 2 estuvo ayer a punto de actuar con la fuerza policial para despejar el bloqueo en la planta que la firma tiene en San Nicolás. También había ordenado despejar las vías del tren.

Ante las versiones sobre la posible intervención de la Gendarmería, desde el sindicato se apuró un comunicado a través de Twitter: "Paro por 72 horas a partir del lunes si desalojan en Siderar haciendo responsable a la empresa y al Gobierno". A su modo, ratificó la amenaza Pablo Moyano: "Si tocan a un camionero, les paramos el país".

El avance judicial y el de la Gendarmería fue suspendido ante la intervención del Ministerio de Trabajo bonaerense. En La Plata, se acordó pasar a un cuarto intermedio hasta pasado mañana, a las 13.

El conflicto se originó cuando la empresa transportista Vilaltella & Valls SA, contratada por Siderar para el transporte de insumos, entró en concurso preventivo, a mediados de 2012, y echó a diez choferes, a los que se suman otros siete despidos de empleados..

Comentá la nota