En tregua interna, la CGT se proyecta hacia las mesas de diálogo y se aleja del paro

En tregua interna, la CGT se proyecta hacia las mesas de diálogo y se aleja del paro

El jueves recibirá a la Pastoral Social y postergan el Confederal

Construcción de puentes, aunar criterios, superar eternas divisiones y las nuevas que vendrán forman parte del presente cegetista. El corrimiento del Comité Central Confederal (CCC) para el 3 del mes próximo, una reunión con la Iglesia y el refugio en carácter de protección, se potencia entre los sindicatos. Los más propensos al diálogo esgrimen que "algo de razón tenían" y los más combativos juegan su propia batalla respecto a la órbita de labor. Camioneros, con letra de Pablo Moyano, volvió a pontificar respecto a que el presente es peor que los 90 y la administración Cambiemos supera al kirchnerismo y no para bien. Por allí se expresó el dirigente de transporte respecto al plan de lucha en Coca Cola (ver nota abajo). En cuanto a sendas de diálogo sectorial, la industria metalúrgica ya izó las velas junto a empresarios para acomodar los tantos.

Dirigentes de Azopardo se reúnen con referentes del MASA en tren de la CGT que viene

En proporción indirecta a mayor cantidad de mesas con café y agua mineral, la alternativa de otra medida de fuerza, al menos para este año, se minimiza. Quedan algunos redoblantes al respecto en la Corriente Federal (CFT) que lidera Sergio Palazzo, pero incluso en ese refugio, "integrante con reservas" de la CGT unificada, tienen su propia convulsión respecto a la influencia de Unidad Ciudadana (UC), léase Cristina Kirchner. Cuántos sindicatos se alejarían es el interrogante. Pero algunos en el fuera de grabación se expresan reticentes a la disciplina que les quitó peso en la última movilización a San Cayetano, cuando la misma CFT había convocado a marchar desde Liniers.

A favor de UC respecto a sumar en el campo sindical se destaca el respaldo de Smata, que con algo más que turbulencia interna, convocó a millares de afiliados para respaldar a los candidatos que acompañan a la ex presidenta.

El jueves, el tópico de "tender puentes" que pregona el papa Francisco para todo el planeta pero siempre con un apéndice especial dedicado a su entrañable movimiento obrero, encontrará a la Pastoral Social visitando la sede de Azopardo. Nada se descubre al resaltar que los vínculos de la CGT con la Iglesia suponen mucho más que la convocatoria anual en la ciudad de Mar del Plata, que revela el análisis de la actualidad social, junto a empresarios y jefes de centrales diversas. Suele acotarse que allí "nadie quiere faltar" y salvo la versión de 2014, que tuvo su doble encuentro, respecto del cónclave oficial y las organizaciones que secundaron al entonces jefe de la CGT cercana al Gobierno, Antonio Caló, la acción política y estrategia tiene un intenso foro.

A las puertas de una reunión con el ministro Jorge Triaca, de la cual según informó Crónica Televisión podrían sumarse otros funcionarios nacionales e incluso el mismo presidente Mauricio Macri, la CGT mantiene su paz interna, la que pactó la semana pasada en la última reunión de la mesa chica. Y hablando de mantener la paz, algunos referentes distantes del moyanismo deslizaron en las últimas horas que no solo la concentración del 22 de agosto tuvo la tutela en materia de seguridad por parte de Camioneros. Con aplicación y prolijidad integrantes del sindicato de Moyano preservan el acceso y la circulación en la sede de la calle Azopardo, discreta pero cotidianamente.

Comentá la nota