Trenes: algunos ramales levantan paro y se alivia el regreso

Luego de que trabajadores ferroviarios dispusieron un paro por tiempo indeterminado en varias líneas en reclamo de mayores medidas de seguridad, algunos ramales decidieron levantar la medida de fuerza.
Si bien en un primer momento los tres ramales del Mitre, el Sarmiento, el Urquiza y el Belgrano Norte se plegaron a la protesta, estos dos últimos levantaron la medida.

La medida de fuerza dejó sin servicio ferroviario a miles de usuarios en las zonas oeste, norte y noroeste del conurbano luego de que un guarda fuera apuñalado por un pasajero. . El hecho de sangre se produjo en la estación Bartolomé Mitre, terminal de uno de los ramales de la línea Mitre, que tiene su cabecera en Retiro.

Tras conocerse el episodio, los trabajadores del Mitre dispusieron un paro por tiempo indeterminado en todos los ramales desde las 9:00, al que se sumaron en solidaridad los empleados del Sarmiento, que pertenece a la misma empresa, TBA.

La agresión al guarda se produjo cuando la formación llegó a la estación, y le avisó al pasajero que el recorrido había finalizado y debía bajar del tren, lo que suscitó una discusión y luego el ataque con un arma blanca.

Algunas versiones indicaban que el pasajero del tren era un indigente que pretendía dormir dentro de la formación. El paro dispuesto por los trabajadores es por "tiempo indeterminado", tal cual se informó desde la Unión Ferroviaria, y luego de que la medida de fuerza se iniciara en la línea Mitre -en la cual se produjo el incidente- se plegó también a la protesta personal de la línea Sarmiento.

Desde el gremio se adujo como motivo de la suspensión del servicio la reiteración de agresiones que sufrieron trabajadores ferroviarios en las últimas semanas.

Roberto Muniz, de la Unión Ferroviaria, aseguró que el reclamo de seguridad es de "muchos años", y recordó que en 1998 se realizó la primera medida por la inseguridad sufrida por personal ferroviario.

"La decisión de paralizar los servicios tiene que ver con la sumatoria de ataques que recibimos permanentemente los trabajadores ferroviarios", dijo Muniz, quien agregó que "vienen pasando seguido" situaciones como las sufridas esta mañana por el guarda Quinteros.

Según el dirigente, la mejor época fue cuando Gendarmería Nacional custodiaba las estaciones pero cuando la fuerza fue retirada "por decisión del Gobierno, avanzó la inseguridad".

Comentá la nota