Las tres CGT arman la ofensiva por Ganancias ante el Congreso

Se reunirán el lunes para definir la fecha y la forma del reclamo para apurar la sanción de una ley. Y habrá un documento.

El proceso de unificación de las distintas vertientes de la CGT avanzará otro paso el lunes 28, cuando los dirigentes sindicales se reúnan para definir dos cuestiones puntuales: fijar fecha de una movilización al Congreso para llevar reclamos sobre el impuesto a las Ganancias y difundir un documento consensuado con reclamos al Gobierno.

El encuentro de la semana próxima será nuevamente en la sede nacional de UPCN, que encabeza Andrés Rodríguez. Hasta allí llegarán los tres referentes cegetistas: Hugo Moyano (Azopardo), Antonio Caló (Alsina) y Luis Barrionuevo (Azul y Blanca). Junto a ellos estarán también independientes y veteranos, entre otros alineamientos.

Las gestiones de unidad avanzan en dos bloques. Por un lado, la discusión de mediano plazo para convocar a un congreso de unidad en agosto que permita designar autoridades en septiembre. Se negocia aún cómo se integrará la nueva conducción, aunque parece ganar consenso la idea de que sea colegiada.

En lo inmediato, la unidad de acción está dada por la ofensiva para promover cambios profundos en el impuesto a las Ganancias y buscar soluciones a los problemas que más preocupan a la dirigencia gremial. Estas preocupaciones quedarán plasmadas en un documento sobre el cual viene trabajando un comité de redacción. La intención es tenerlo terminado para el lunes y darlo a conocer después de la reunión. Sus ejes pasan por advertir al Gobierno de los riesgos que entrañan para los trabajadores el constante aumento de los precios y la sucesión de despidos en el sector público y el privado. También buscará llamar la atención de los funcionarios sobre la apertura de las importaciones que pueden poner en peligro las fuentes de trabajo.

En cuanto a Ganancias, quieren llevar al Congreso el petitorio a fines de abril con 1 millón de firmas que avalen los reclamos para aliviar su impacto sobre los salarios. La mayor parte de los reclamos que enarbolan los gremialistas coinciden con el proyecto de ley que impulsó Facundo Moyano (diputado nacional y dirigente del gremio de peajes). La iniciativa fue presentada formalmente ayer en mesa de entradas de Diputados por el hijo de Hugo Moyano. Pero no todos los sindicalistas creen que el proyecto de Facundo puede ser el definitivo o el único, aunque por el momento es el que cuenta con el mayor apoyo en el ámbito gremial. Y aclaran que la marcha de abril tampoco será para darle aval a una propuesta con nombre y apellido.

Comentá la nota