Las tres CGT diluyen las amenazas de paro si no sale la norma

Las tres CGT diluyen las amenazas de paro si no sale la norma

El frente sindical se despega de la ofensiva del kirchnerismo por la ley contra los despidos

Un fuerte contraste marcan las dos fotografías. La primera se tomó hace un mes y medio: los protagonistas eran los cinco principales líderes sindicales del país que, rodeados por diputados de todos los bloques opositores, reclamaban al unísono por la sanción de la ley antidespidos. La segunda foto, de ayer, sólo mostró a dos de ellos, a Hugo Yasky y Pablo Micheli, de las dos CTA, junto a un puñado de diputados kirchneristas.

Ambas postales reflejan el desgaste que sufrió en estas últimas semanas la pelea política por la sanción de la ley antidespidos en el Congreso, que cuenta con media sanción del Senado. Hugo Moyano (CGT Azopardo), Antonio Caló (CGT Balcarce) y Luis Barrionuevo (CGT Azul y Blanca) se sumieron en un sugestivo silencio y se despegaron del kirchnerismo, el sector opositor más virulento contra el Gobierno y el que agita con más fuerza la bandera de la ley antidespidos.

Estos tres popes sindicales hasta descartaron la posibilidad de llamar a un paro nacional si la norma resulta vetada, tal como ya anticipó el Presidente. Los representantes de las dos CTA,en cambio, mantienen latente esa posibilidad.

Los restantes bloques opositores, salvo el justicialismo no kirchnerista, también se desmarcaron del Frente para la Victoria (FPV) y, en el caso del Frente Renovador y del Partido Socialista, presentaron proyectos alternativos que incluyen, además de la cláusula antidespidos por seis meses, beneficios para las pymes.

El jefe de bloque del FPV, Héctor Recalde, fracasó ayer en su último intento de llegar a un acuerdo con Sergio Massa (Frente Renovador). Previamente se había reunido con Miguel Pichetto, presidente del bloque peronista del Senado, quien le dio a entender que insistirán con el proyecto aprobado hace tres semanas en la Cámara alta y que no aceptarían modificaciones de la Cámara de Diputados.

Los caminos del proyecto

Todos los caminos conducen al proyecto originario, esto es, la iniciativa que prohíbe los despidos por seis meses aprobada por el Senado, la cual instaura la doble indemnización. Ergo, si la Cámara de Diputados lo convierte hoy en ley, el derrotero final será el veto del presidente Mauricio Macri.

En su reunión con Micheli y Yasky, el diputado Recalde les anticipó este camino.

"La expectativa es que mañana (por hoy) se vote la ley porque queremos que se termine esta situación porque todos los días hay despidos en distintos lugares, ya supera los 150.000 los trabajadores despedidos en lo que va del año y la única forma de pararlo con una ley", declaró Micheli, al finalizar la reunión.

Previo a la reunión con los sindicalistas, Recalde se reunió con Pichetto.

"Fue muy claro el senador Pichetto. Ellos votaron la ley con 49 senadores de varios bloques, no solamente del PJ-FPV, y nos dijo que él no podía comprometer su palabra", dijo Recalde, aunque agregó: "Lo que yo interpreto es que si votaron 49 senadores y la ley viene modificada de Diputados, según mi deducción, ratificarían el proyecto que aprobó el Senado".

"(Los senadores) Van a insistir con el proyecto original, que es lo que el movimiento obrero pide y es el dictamen de mayoría nuestro: ratificar la ley del Senado", insistió el diputado kirchnerista al término de la reunión.

"Nosotros lo que tenemos muy en mente es ratificar lo que decidió el Senado, tal como lo aprobó. Después veremos", aseveró.

Comentá la nota