Los tres gremios van al paro hoy y mañana

La falta de respuestas a los reclamos salariales, llevó a los tres gremios judiciales a definir por separados retomar el plan de lucha tras el receso de invierno, por ello en sus respectivas asambleas determinaron un paro de 48 horas que comenzará hoy.

En medio de este difícil panorama que se presenta con una nueva paralización del servicio de justicia, las máximas autoridades de ese Poder salieron a acusar al Ejecutivo chaqueño de no transferir fondos y ser responsables no solo del ahogo financiero sino también de la paralización de obras, situación que llevó al propio gobernador Jorge Capitanich a negar esta situación.

Mientras las máximas autoridades de ambos poderes se enfrentan por los medios, los trabajadores decidieron proseguir su pelea no solo por reivindicaciones salariales, sino también por una serie de pedidos que desde hace tiempo esperan solución.

Un panorama difícil

En este sentido la Asociación Judicial del Chaco, a través de su secretario general Daniel Antón, hizo público que la medida de fuerza para este 26 y 27 de julio será sin asistencia a los lugares de trabajo donde “seguimos insistiendo que toda adecuación salarial debe darse aplicando la Ley Porcentual 2895 la que permite una equidad en la distribución de los ingresos, rechazando de plano cualquier intento que se contraponga con su contenido”.

También manifestó que “es imprescindible la puesta en marcha de las negociaciones colectivas de trabajo en el ámbito judicial, tal lo prescribe la Constitución y el reciente dictamen de La Organización Internacional del Trabajo (OIT) para abordar no sólo el aspecto salarial, sino todo lo atinente a los deberes y derechos de los trabajadores”.

Por otra parte dijo que “estamos asistiendo a la indiferencia de quienes tienen la responsabilidad de dar respuestas a los trabajadores, cuyos ingresos son depreciados aceleradamente por la constante inflación. Queremos alertar a la sociedad, que si no se concretara los justos pedidos, seguramente las medidas se irán profundizando hasta llegar a la paralización total del servicio de justicia en la provincia”.

Los reclamos

Cabe destacar que los primeros en anunciar medidas de fuerza fueron el Sindicato de Empleados Judiciales del Chaco, liderados por Graciela Aranda, quienes vienen solicitando un piso de incremento del 30 por ciento, y la Unión de Trabajadores Judiciales del Chaco que preside Walter Bernard.

Comentá la nota