Triaca recibirá a la conducción de la CGT

Triaca recibirá a la conducción de la CGT

Será el viernes, en el Ministerio de Trabajo, en el primer encuentro tras la unificación

Finalmente, el Gobierno y la CGT unificada se verán las caras, por primera vez, pasado mañana. La cita será, a las 9, en el Ministerio de Trabajo, tendrá como anfitrión al dueño de casa, Jorge Triaca y marcará el inicio del diálogo con varios sectores con el que la Casa Rosada busca ampliar consensos, blindarse y bajar el nivel de conflicto frente a escenarios complejos como el del tarifazo.

Los tres nuevos jefes de la CGT, Héctor Daer, Juan Carlos Schmid y Carlos Acuña, llegarán a Trabajo con su antigua agenda de reclamos y con algunas preocupaciones más recientes bajo el brazo.

Los integrantes del triunvirato que desde hace diez días conduce la CGT pondrán sobre la mesa su creciente preocupación por el empleo. Impulsados por el primer número que arrojó el "nuevo" Indec (9,3% de desocupación), transmitirán a Triaca su inquietud por ese índice, por las suspensiones y por la apertura de las importaciones. Insistirán, además, con el reclamo por la reactivación de la obra pública. No irán con un pedido global de reapertura de paritarias, a lo que el Gobierno se negó más de una vez. Creen que esa negociación depende de la realidad de cada gremio.

Además, Triaca prevé intercambiar impresiones sobre la ley de empleo joven que impulsa el Gobierno. Los sindicalistas dejarán en claro que mirarán en detalle el proyecto, para asegurarse de que no promueva el reemplazo de trabajadores con años de antigüedad por jóvenes con cargas sociales menores.

Es probable que Triaca también aproveche el encuentro para discutir la ley de ART, con la que la Casa Rosada pretende bajar la cantidad de juicios laborales. Es otro de los proyectos a los que la CGT no le perderá pisada.

La inflación será tema ineludible, aun cuando el Gobierno insista con que la suba de precios de este mes sería inferior a 1% y se convertiría en la más baja de la última década.

"Vamos a transmitir que la realidad económica es muy compleja, sobre todo por la pérdida del poder adquisitivo del salario. Que la inflación baje por recesión no es la solución", retrucó ante LA NACION un integrante de la mesa chica de la CGT que participará de la reunión.

La lista de pendientes de la CGT incluye la reforma de las escalas del impuesto a las ganancias, una de las promesas de campaña de Mauricio Macri. El Gobierno ya avisó que el proyecto con los cambios ingresará al Congreso en septiembre. La CGT quiere verlo, y sobre todo poder discutirlo, antes de que aterrice en la Cámara de Diputados.

Tal vez a modo de previa, Daer, Schmid y Acuña recibirán mañana al jefe del bloque del FPV en el Senado, Miguel Pichetto, uno de los impulsores de la renovación del PJ. El legislador rionegrino llegará al edificio de Azopardo, donde funciona la nueva CGT, con Juan Manuel Abal Medina y otros integrantes de su bloque.

Comentá la nota