En un “triunfo histórico”, estatales acordaron con el gobierno bonaerense la recategorización

En otra larga jornada de cuatro horas en el ministerio de Economía de la provincia, y de cara a comenzar el 2015 con la menor conflictividad posible, funcionarios bonaerenses recibieron a los representantes de los gremios estatales para llevar a cabo las negociaciones previas a las paritarias que se llevarán adelante el 3 de febrero.

Lo acordado fue la recategorización de los trabajadores -considerado un “triunfo histórico” por los dirigentes sindicales-, la bonificación de permanencia en el cargo; y el pase a planta de aquellos que hayan ingresado antes del 31 de diciembre.

Por otro lado, el gobierno ofreció un aumento del 7 por ciento que fue rechazado por todos las organizaciones sindicales; menos por Upcn, que “firmó antes de que se hiciera ninguna contrapropuesta”, según indicó la secretaria General  de la Asociación de Empleados del Ministerio de Obras Públicas (AEMOPBA), Adriana Pizarro. “No entiendo a los compañeros que le siguen regalando el sueldo a los que son la quinta columna de los gobiernos de turno”, remató.

Oscar de Isasi, secretario General de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), manifestó por su parte el rechazo a la nueva propuesta del 7 por ciento “por considerarlo insuficiente ya que cualquier aumento salarial tiene que recuperar lo perdido en el 2014”.

En cuanto a la recategorización, consideró que fue “un triunfo histórico”, pero que si el gobierno “no cambia el rumbo, no aborda las cuestiones de manera más direccionada a beneficiar a los trabajadores, va a haber un escenario de conflictividad. Nosotros estamos dispuestos al diálogo. Esto nos alimenta para seguir peleando por un aumento salarial que repare las divisas de los trabajadores del estado”.

En tanto Susana Mariño, dirigente del Sindicato de Obreros y Empleados de la Minoridad y de la Educación (Soeme) y de la Federación de Gremios Estatales (Fegeppba), detalló en principio que desde el gremio no aceptaron el porcentaje que el gobierno propuso como anticipo, y que si bien no rechazaron las recategorizaciones, sí les “parece que es un poco apurado. Necesitamos más tiempo porque hay más cosas para pedir. Fueron muchos años de atraso. El tema de la recategorización es muy serio, así que nosotros no vamos a firmar ningún acuerdo hasta no estar seguros”.

“Nosotros tenemos que hablar de salarios de forma urgente. No vamos a cerrar por menos del 50 por ciento porque es lo que una familia tipo necesita para cubrir la canasta básica de alimentos. Necesitamos una propuesta seria y concreta”, ratificó.

Finalmente, Pizarro consideró que “es una reparación histórica, pero responde a los reclamos realizado por Fegeppba, que pidió la re categorización de seis categorías”, y que “para los trabajadores no está mal comenzar la discusión paritaria con un piso más alto. Ellos buscan frenar el descontento social, que no va a ocurrir porque por más que Scioli o Cristina nieguen la inflación, la encontramos igual”.

Por otro lado, Pizarro manifestó que entienden que se trata de una “jugada” del gobernador, “para llegar más tranquilo y aterrizar en febrero o marzo. Pero la paritaria comienza el 3 de febrero. Muchos sindicatos entendemos que como cuando pedimos un bono o una recomposición no nos lo dieron, y esto viene a complementar lo del 2014”.

“La mayoría menos uno aceptamos porque fue lo que pedimos para esta instancia. Fue la respuesta que encontramos para el 7 por ciento que nos tira Scioli, y que es insuficiente”, ratificó la dirigente de AEMOPBA, a la vez que destacó que con el subsecretario Coordinación Económica, Agustín Lodola se acordó que los expedientes de pase a planta que hasta el 31 de diciembre estaban en trámite serán recategorizados.

En términos generales, lo que se acordó con el gobierno fue que aquellos trabajadores estatales con determinada antigüedad, subirán de categoría: de dos a cuatro años, ascienden una; de cuatro a seis, dos; de seis a ocho, tres; de ocho a diez, cuatro; de diez a doce, cinco; y de más de diez, seis.

Comentá la nota