El triunvirato de la CGT, una movida que genera reacciones y pulseadas

El triunvirato de la CGT, una movida que genera reacciones y pulseadas

El MASA, bancarios y otros gremios no se conforman con mirar desde afuera en agosto.

Los máximos comandos del poder sindical están a punto de ebullición respecto de la CGT unificada. Situación a plazo fijo con dos fechas: el 5 y 22 del próximo mes. La reciente definición del triunvirato de Juan Schmid, Héctor Daer y Carlos Acuña, bendecido por Hugo Moyano, Antonio Caló y Luis Barrionuevo la semana pasada, marcó a fuego la cancha.

Tal "unidad en acción", también generó reacciones. El Movimiento de Acción Sindical (MASA), Bancarios y la Corriente Federal bramaron que esa alineación "no da el talle" que exige la hora liberal del macrismo. Por rincones varios no faltan los que especulan que Hugo Moyano le dedique "un tiempo más" a la CGT.

Viviani, Sasia y la Corriente coinciden

en algunas críticas hacia el cuerpo colegiado

Para el MASA, la formación del triunvirato generará más divisiones, "es una experiencia repetida y que no dió resultados", le apuntaron a BAE Negocios desde ese bloque. Omar Viviani (Taxistas) remarcó: "Tenemos un proyecto con agenda y objetivos. Algunos pretenden relativizarnos, pero este grupo nació hace 5 años". Insisten en que deberá consagrarse un secreario general y ya proclamaron a su hombre, Sergio Sasia (Unión Ferroviaria). "La unidad es más que una foto", dijo el ferroviario. Ambos y sus leales (Smata, Luis y Fuerza, Legislativos, Foetra) recitan de memoria el documento del 8 de octubre pasado, donde aseveran "dejamos clarito" lo que pretenden para los trabajadores.

La prédica de Sergio Palazzo (Bancarios) respecto a la integración con objetivos y no basada en circunstancias, replica y se amplifica en la Corriente Federal. Consideran que la mesa del triunvirato "peca de ser demasiado chica". Con esas palabras dejan un mensaje a propios y extraños, Horacio Ghilini (Sadop) Héctor Amichetti (Gráficos) y Walter Correa (Curtiembres) entre otros. La nota de color intenso, estuvo a cargo desde este sector por el titular la Asociación del Personal Superior de la Energía Eléctrica (APSEE), Carlos Minucci: "Se pretende imponer en la futura CGT a los candidatos del establishment", sostuvo.

Desde el triunvirato, Schmid y Daer recalcan el mutuo respeto que se dedican desde hace años. Mirando a 2012, ambos estuvieron llamados a liderar la CGT que finalmente encabezó Antonio Caló. Daer le remarcó a este diario que la convicción por el cuerpo colegiado es sólida y ante la consulta sobre "demoras" en plantar bandera al Gobierno, resumió que "en agosto definiremos cual es la postura respecto al Gobierno".

El referente de Sanidad también repitió que hace falta "estrategia" y no "reacciones espasmódicas".

A la hora de la bendición del triunvirato sus mentores creen que se colocó un dique de contención a otras pretensiones.

Con tamiz político reprochan demasiado

massismo en la mesa de conducción

El MASA ratifica que ni Barrionuevo ni Caló pueden decir "quién juega y quién no" ya que no ostentan poder suficiente, mientras Palazzo y la Corriente confían en que no solo hacen olas, sino que el predicamento cotiza. Entre tanta beligerancia, no faltan condimentos políticos, se objeta al triunvirato de excesivo Frente Renovador en su conformación (por Daer y Acuña), mientras que a Palazzo los reproches, que incluyen fuego amigo, le reprochan el radicalismo que nunca ocultó.

Comentá la nota