Tucumán y Mendoza, con la mayor adhesión en el interior

Tucumán y Mendoza, con la mayor adhesión en el interior

Con protestas y piquetes, el paro se sintió también en Jujuy, Río Negro, Santa Cruz y algunas ciudades, como La Plata; la actividad se resintió parcialmente en Córdoba y en Santa Fe

El paro tuvo repercusión dispar en el interior. Se sintió fuerte en Tucumán -donde los piquetes tuvieron una fuerte influencia-, Mendoza, Jujuy, Río Negro, Santa Cruz y ciudades de la provincia de Buenos Aires, como La Plata. En el resto delpaís, el funcionamiento del transporte marcó la diferencia con la adhesión registrada en la protesta del 10 de abril.

En la capital tucumana, un piquete bloqueó la terminal de ómnibus e impidió la salida de micros de media y larga distancia. Los hospitales atendieron emergencias, los bancos estuvieron cerrados y no hubo clases en la universidad, aunque sí en las escuelas.

En Mendoza, la huelga impactó por la paralización del transporte. Unos 300.000 mendocinos tuvieron inconvenientes para llegar a sus trabajos, escuelas, bancos y hospitales. Sólo funcionaron el 20% de los colectivos y se plegaron taxistas y remiseros. En los hoteles y restaurantes los gastronómicos brindaron un servicio mínimo. Y en el aeropuerto los vuelos fueron suspendidos y reprogramados.

Con piquetes y movilizaciones, pero sin incidentes, el paro tuvo dispar acatamiento en Córdoba, donde la CGT local dejó en libertad de acción a sus gremios. Se plegaron a la medida de fuerza los choferes del servicio interurbano, bancarios, municipales, el sindicato de Luz y Fuerza, alimentación, empleados estatales, camioneros, aeronáuticos y recolectores de residuos, entre otros.

En Santa Fe, la protesta tuvo escasa significación. Funcionaron el transporte, la administración pública, las escuelas y los tribunales. El cese de actividades se percibió en el sector bancario, donde la adhesión fue total, y en las actividades vinculadas con los camioneros, como la recarga de dinero en cajeros automáticos y la recolección de residuos.

En Rosario, tuvieron impacto los piquetes de organizaciones de izquierda. Y se impidió el ingreso de camiones en la zona del polo oleaginoso, entre Timbúes y Arroyo Seco, por lo que se formaron filas de varios kilómetros de transporte de carga de granos. En las escuelas de Rosario y de Rafaela, los maestros no acataron la disposición del gremio docente, que no adhería a la medida.

En Mar del Plata hubo transporte público, comercios abiertos, funcionaron las estaciones de servicio y se padeció la falta de recolección de residuos y bancos. Las escuelas tuvieron una actividad restringida.

En la provincia de Buenos Aires no funcionaron los hospitales, escuelas, bancos, trenes y estaciones de servicio. Pero hubo colectivos y taxis, y la actividad comercial fue normal. La estación de trenes de La Plata estuvo cerrada. Pararon los estatales y en las escuelas el paro fue parcial. Adhirieron la FEB y Udocba, pero no el Suteba, alineado con la CTA de Hugo Yasky. En los 78 hospitales públicos de la provincia el paro comenzó anteayer y se extendió por 48 horas.

El paro se sintió fuerte en Jujuy, donde las reparticiones públicas permanecieron cerradas o tomadas y las empresas de transporte no sacaron unidades a la calle, a raíz de algunos incidentes. Los comercios funcionaron a medias y algunos atendieron con persianas bajas. Los docentes no se sumaron, pero sí el personal de maestranza.

En Río Negro la medida de fuerza impactó en la actividad bancaria. Camioneros bloquearon el acceso a Bariloche, sobre la ruta 40, y a Chichinales (ruta 22), con protestas y quema de neumáticos. ATE concentró su reclamo en la ocupación de delegaciones del Ministerio de Educación en Cipolletti, General Roca, Allen, Villa Regina y Catriel. Los cafés y restaurantes permanecieron cerrados en Bariloche por la adhesión de los gastronómicos y en el aeropuerto internacional los vuelos fueron cancelados.

También fue alta la repercusión en Santa Cruz, donde los estatales de ATE instalaron una olla popular frente a la Casa de Gobierno..

Comentá la nota