En Tucumán, la CGT muestra unidad y planea una agenda incómoda para el Gobierno

Dirigentes que estuvieron enfrentados, como Pedro Mamaní y Jesús Pellasio, unificaron posturas y reclamarán conjuntamente cambios en el impuesto a las Ganancias, el pago de asignaciones familiares sin tope de sueldo y el 82% móvil para los jubilados. Llamaron a un plenario con otras organizaciones sindicales, entre esas la CTA.
La fractura sindical nacional originada por el alejamiento de Hugo Moyano del gobierno kirchnerista y la nueva sociedad entablada entre la Casa Rosada y los dirigentes sindicales denominados "Los Gordos", propició en nuestra provincia el reagrupamiento de la central obrera, que hasta el momento se había escindido en dos sectores, enfrentados entre sí.

Desde que Moyano se reveló ante las medidas políticas y económicas implementadas por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, a nivel local, se limaron asperezas entre Pedro Mamaní (referente de la CGT-Laprida) y Jesús Pellasio (líder de la CGT-Buenos Aires) hasta tal punto que ahora convergen en ideas y propuestas. Esto quedó en claro ayer, en una reunión con otros representantes gremiales, donde decidieron promover un encuentro en los próximos días para tratar una serie de temáticas que resultan una molestia para la Administración Central.

De acuerdo a lo sostenido por los presentes de este cónclave, el mismo resultó fructífero y posibilitó que se plasmen un conjunto de coincidencias entre el secretario general de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA), Salvador Agliano, Vicente Ruíz (Municipales del Interior) y Luis González (FOTIA) y quienes presiden las dos CGT locales.

En tal sentido, Pellasio sostuvo en declaraciones a la prensa que "coincidimos que la agenda que plantea tato la CGT como la CTA son la eliminación del mínimo no imponible (impuesto a las Ganancias), las asignaciones familiares sin tope de sueldo para todos los trabajadores; políticas que erradiquen el trabajo en negro y el trabajo infantil; que hagan una política contrainflacionaria que estamos sufriendo los trabajadores; el 82 por ciento móvil para todos los jubilados y un sueldo vital, mínimo y móvil que ronde la canasta básica alimentaria total que ronda los cinco mil pesos", adujo el dirigente.

Nace un frente intersindical

Todos estos puntos serán puestos sobre la mesa de debate que se llevará a cabo el próximo lunes a las 11.00 en la sede ubicada en calle Buenos Aires 408, con la idea de avanzar en la "formación de un frente intersindical", de acuerdo a lo sostenido por los organizadores.

En tal sentido, Pellasio apuntó que este plenario "es para que podamos llevar a cabo una unidad en la acción sin perder la identidad de cada uno. Vamos a seguir tratando de conformar la Secretaría del Interior de la CGT que se eligió el 12 de julio pasado con el compañero Moyano en la conducción, vamos a normalizar todas las delegaciones regionales del país", aseveró.

Al respecto, Agliano dijo que "se formará una mesa sindical para defender los derechos de los trabajadores y para salir a protestar por tantas necesidades que tiene el trabajador, no sólo el Impuesto a las Ganancias y la inflación, también la inseguridad".

Situación preocupante

En otro orden de consideraciones, Pellasio (quien también preside en Tucumán el gremio de la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores - UATRE) brindó sus apreciaciones en relación a la situación de la temporada de cosecha del citrus en nuestra provincia y los perjuicios en materia laboral que padecen los trabajadores del sector.

En ese sentido, Pellasio estimó que en la actividad citrícola "la realidad es bastante preocupante. Cada año se acorta más la zafra en Tucumán, hubo despidos disfrazados, muchísimos despedidos, hay trabajadores que están trabajando al 50 por ciento de su capacidad laboral, que están perdiendo muchísimos jornales".

A su vez, el gremialista agregó que "la zafra terminará muy pronto, no llegará a finales de agosto, nos preocupa porque es un impasse de más de seis meses que estarán sin actividad, nos preocupa esta desocupación que existe".

En esta línea, el dirigente de la CGT planteó que "de los más de 30 mil trabajadores que tenemos registrados en la actividad, el 80 por ciento son trabajadores tercerizados y las tercerizaciones precarizan totalmente el convenio laboral y las condiciones de trabajo", apuntó en sus manifestaciones Pellasio.

Comentá la nota