Uatre volvió a complicar el día en las rutas

Uatre volvió a complicar el día en las rutas

Los camioneros son los más afectados.

Nación aprobó un aumento del 25%, pero piden 35,7%.

Los habitantes de la región tuvieron ayer un nuevo día complicado para transitar por las rutas. Los trabajadores rurales iniciaron durante la mañana la segunda jornada de corte y el puente entre Cipolletti y Neuquén se transformó nuevamente en un verdadero caos hasta las 20, cuando se levantó la protesta.

Situaciones similares se registraron en Villa Regina, Belisle, Chimpay y Villa Manzano donde también hubo cortes.

Hoy a la mañana la dirigencia local de Uatre se reunirá para analizar cómo continuar con las medidas de fuerza aunque en principio adelantaron que volverán a la ruta.

Exigen que se reabran las paritarias y que el gobierno nacional dé marcha atrás con la resolución que fijó un 25% de aumento salarial para el sector.

Explicaron que los paritarios del sindicato y de las cámaras empresarias del campo acordaron un incremento del 35,7% que no fue respetado por el ministerio de Trabajo.

Los cortes de ruta afectaron fuertemente el movimiento regional y largas filas de vehículos se acumularon en los sectores donde se realizó la medida de fuerza.

En Cipolletti, a lo largo de las rutas 151 y 22 y el ingreso a la ciudad por la calle Pacheco, los automovilistas esperaron pacientemente que se habilitara el tránsito para poder pasar hacia Neuquén.

Fueron sobre todo camiones de gran porte los que no pudieron utilizar alguno de los caminos alternativos a través de las chacras, como lo hicieron muchos autos. Otros decidieron hacer unos kilómetros más y pasar hacia la provincia vecina a través del puente que une Cinco Saltos con Centenario.

Los usuarios del servicio público de pasajeros no tuvieron más alternativa que pasar el puente caminando como ocurre cada vez que algún sector se manifiesta en el peaje para hacer visible sus reclamos.

En todos los cortes la medida se flexibilizó cada cierto tiempo para descomprimir el bloqueo, aunque no alcanzó para minimizar el mal humor de muchos que se acercaron para exigir sus derechos de transitar libremente.

Otros tantos parecían casi resignados a esperar o caminar y sólo se acercaban a los manifestantes para indagar sobre el tiempo que faltaba para que abrieran el piquete. El subdelegado de Uatre en la región, Omar Figueroa, aseguró que "la gente se mostró comprensiva con el corte" y adelantó que hoy mantendrán una asamblea para analizar cómo seguir con el reclamo.

Comentá la nota