UEPC: Está asegurado el no inicio de las clases

Sin una nueva oferta salaria, el gremio resolvería hoy un paro por 24 o 48 horas. La paritaria nacional está trabada. Sileoni se mantiene en el 20% y CTERA lanzaría un plan de lucha.
Sin acuerdo salarial a nivel nacional y provincial, es prácticamente un hecho que los docentes de las escuelas públicas y privadas de Córdoba no comenzarán las clases el próximo martes 28. Esta sería la decisión que hoy tomaría la Asamblea de Delegados departamentales de la Unión de Educadores de la Provincia de Córdoba (UEPC), donde los representantes de los 26 departamentos provinciales llevarán mandato de paro, muchos de ellos por 48 horas.

“Está asegurado el no inicio de las clases el martes”, se sinceró el titular de la UEPC, Juan Monserrat. En los gremios docentes preocupa que la Nación se haya plantado en un aumento del 20% en las paritarias que ayer tuvieron su quinta (y fracasada) reunión. Temen que dicho índice pueda funcionar como señal para todas las jurisdicciones provinciales.

Las medidas de fuerza comenzaron con asambleas de dos horas por turno el miércoles 22, cuando inició el período de ambientación. Fue en rechazo a la oferta salarial del gobierno, que propuso una suba del 12 por ciento (la mitad en negro) y que el gremio rechazó de plano. Hasta ayer, la Provincia no había presentado una nueva oferta a los maestros, que pretenden una mejora de al menos el 25 por ciento.

En Capital, una de las delegaciones más duras con el Gobierno, la asamblea de delegados resolvió ayer un paro de 48 horas con movilización el martes 28, y asambleas de dos por turno el 1 y 2 de marzo.

La Nación se plantó en el 20%

Sin avances en las paritarias nacionales, el conflicto docente en Córdoba puede estancarse, a menos que el gobierno que encabeza José Manuel de la Sota logre destrabar fondos para Córdoba, que le permitan acercarse a las expectativas gremiales (ver aparte).

Ayer, el gobierno nacional dio señales claras de que quiere plantarse en un aumento del 20 por ciento, y se mantuvo en un salario inicial de $2.800, contra los $3.000 que exige los gremios nucleados en CTERA. El ministro de Educación de la Nación, Alberto Sileoni, junto a sus pares de las provincias, ratificó dicha oferta tras una reunión de dos horas que finalizó en fracaso.

Sileoni consideró que “ésta es una oferta muy importante; lamentamos que los gremios hayan ratificado su postura original de 3.000 pesos, nos parece que es una oferta que hay que analizar en el marco de conflicto internacional que atraviesa el mundo”. Y adelantándose a las casi seguras medidas de fuerza, el ministro reclamó que las protestas gremiales no afecten el derecho de los chicos a la educación. A su vez, aclaró que no es necesario que esté cerrada la paritaria nacional para que avancen las negociaciones provinciales. Este sábado, CTERA resolverá en un congreso los pasos a seguir, que seguramente incluirán paros.

Comentá la nota