Ultimo intento para frenar el proceso electoral de la UOCRA

Ultimo intento para frenar el proceso electoral de la UOCRA
Los dirigentes René Torres y Angel Sosa -aspiran a presentarse como candidatos para conducir el gremio-, acudieron al Ministerio de Trabajo de la Nación para que suspenda las elecciones en Tucumán.

Después de que la Junta Electoral Central de la UOCRA les negara sus planteos, los dirigentes de la lista azul y blanca, René Torres y Angel Sosa, acudieron como última instancia al Ministerio de Trabajo de la Nación para pedir la anulación y suspensión de las elecciones del 12 de diciembre convocadas para la renovación de autoridades de UOCRA seccional Tucumán.

“Presentamos ante el Ministerio las pruebas sobre los atropellos que recibimos a fin de evitar nuestra participación en las elecciones violando el derecho constitucional de la libre participación democrática en las elecciones”, expresan en el escrito enviado el 19 de noviembre pasado a la cartera encabezada por el ministro Carlos Tomada. Según los dirigentes se cometieron varias irregularidades: no se publicó el llamado a elecciones en el Boletín Oficial de la provincia, no se exhiben padrones y se desconoce cómo se eligió y cómo se integra la Junta Electoral de la seccional Tucumán. Sin embargo, desde la Junta Electoral central negaron todos los planteos.

Torres y Sosa, quienes visitaron la redacción de primerafuente, también salieron a aclarar que no fueron partícipes de la última protesta frente a la sede de UOCRA Tucumán (Córdoba 179). “No somos responsables de la protesta ni física ni intelectualmente”, acotó Sosa.

“Quisimos participar de las elecciones pero la patota de Santilán no nos dejó”, agregó Torres, quien tiene intenciones de presentarse como candidato a secretario general del gremio por la lista azul y blanca.

Sosa, vocal de la Agrupación Movimiento Obrero de la Construcción (AMOC), recordó a primerafuente que el 22 de octubre pasado concurrieron junto al coapoderado Héctor Robles Guerinau en la sede de UOCRA Tucumán para presentar la lista azul y blanca, pero la “patota” de Adrián Santillán (actual titular del gremio) les impidió hacerlo.

“Hay intereses políticos y empresariales que amparan la conducción de Santillán”, lanzó Torres, quien aseguró que los obreros de la construcción siguen trabajando en situaciones precarias. “No se respeta el Convenio Colectivo de Trabajo, se les paga por debajo de que dice el Convenio, en muchos casos ganan un jornal de $100 trabajando entre 11 y 12 horas”, denunció.

También alertaron que los accidentes de trabajo son una constante en la actividad y denunciaron que en muchos casos los directivos del gremio no se hicieron cargo de defender a sus afiliados.

Comentá la nota