La Universidad del Salvador deberá reinstalar de inmediato a los tres profesores despedidos por afiliarse al SADOP.

Florencia Naudy, Rubén Morales y Martín Tessi, los tres profesores que fueron despedidos "sin causa" de la Universidad del Salvador luego de haberse afiliado al Sindicato Argentino de Docentes Privados (SADOP Capital) - gremio que los representa - deberán ser inmediatamente "reinstalados en sus puestos de trabajo", según una sentencia interlocutoria emitida por la Sala VI de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo.
En junio de 2011, con total arbitrariedad y en contra del derecho constitucional de libertad sindical, la USAL despidió sin causa a nuestros compañeros, inmediatamente después de haber llenado sus fichas de afiliación al SADOP.

Cabe resaltar que, previo a los despidos, los tres docentes no registraban sanciones ni apercibimiento alguno. Numerosos colegas y alumnos se solidarizaron juntando firmas para exigir su reincorporación, en el marco de las diversas acciones directas llevadas a cabo con SADOP.

En una inédita sentencia de la Justicia Laboral, los jueces de cámara, doctores Graciela L. Craig y Juan Carlos Fernández Madrid, argumentaron que la USAL ha vulnerado los derechos a trabajar, a la estabilidad en el cargo, a la propiedad, a enseñar y a la tutela sindical efectiva. Asimismo, se estableció una clara vinculación entre los despidos incausados y la afiliación al SADOP.

También, se impone a la USAL pagar "las costas del presente incidente" y en caso de incumplimiento se le aplicará "sanciones conminatorias de $ 3.000 diarios".

Sólo resta aguardar que la USAL cumpla con lo dispuesto por la Justicia.

Una vez, más queda bien en claro que no se puede avasallar gratuitamente los derechos de nuestros compañeros.

Todos los trabajadores nucleados en el SADOP reconocemos con mucho orgullo la lucha de Florencia Naudy, Rubén Morales y Martín Tessi.

Comentá la nota