Unos 15 gremios cordobeses pactan el apoyo a Hugo Moyano

Se trata de sindicatos enrolados en la CGT Regional Córdoba.

Mientras el gobernador José Manuel de la Sota acompañaba a Cristina Fernández de Kirchner en la presentación del ante proyecto de ley de reforma de los Códigos Civil y Comercial, a un par de cuadras de allí un ministro y dos legisladores de Unión por Córdoba (UPC), acompañandos por unos doce gremios más, mantenían una reunión con el titular de la CGT, Hugo Moyano y su plana mayor.

El ministro de Trabajo, en su carácter de titular de la CGT Regional Córdoba, Omar Dragún, y los legisladores José Pihen (titular del Sindicato de Empleados Públicos) y Adrián Brito (Canillitas) le pidieron a Moyano el reconocimiento nacional de la central obrera cordobesa, pero la carrera ya lanzada por las elecciones cegetistas y la disputa por la reelección del camionero, tiñeron de color político la visita. La delegación mediterránea fue recibida por el camionero, junto a Oscar Smith, Omar Viviani, Héctor Recalde y Omar Plaini.

José Pihen aclaró que la visita fue estrictamente para pedir lograr la institucionalización de la CGT Regional Córdoba, a lo que el camionero expresó “su compromiso de efectivizarlo a la brevedad”, al tiempo que acotó que “el trámite de reconocimiento había que seguirlo este Moyano o no”.

Es obvio que a Moyano la visita no le cayó mal políticamente, en momentos en que disputa la conducción de CGT con el candidato de los “Gordos”, el metalúrgico Antonio Caló. La duda es que los “moyanistas” en Córdoba están agrupados en la CGT Nacional y Popular que conduce el titular del Surrbac, Mauricio Saillén, ubicada en la vereda de enfrente de la de Dragún y Pihen.

“Es indudable que estemos de acuerdo con las políticas que propone Moyano como el levantamiento del piso para pagar impuestos a las ganancias, pero en ningún momento se habló de las elecciones en la CGT”, aseguró Pihen a modo de guiño hacia la continuidad del camionero, en una lejana elección, con voto directo y secreto, fijada para 12 julio. Demasiado tiempo en este país.

La trama que cruza estos comicios atraviesa todos los niveles de la política nacional, desde el acuerdo que busca De la Sota con Cristina Fernández de Kirchner por el déficit de la Caja de Jubilaciones, hasta la interna gremial entre la CGT Regional Córdoba y la Nacional y Popular. Desde el eterno enfrentamiento del Smata (sindicato liderado por Dragún) con la UOM, por afiliados y territorio de representación, hasta la decisión individual de muchos sindicatos que estando enrolados en una de las dos centrales cordobesas, votarán ya sea por Moyano o por Caló. En medio del entramado, Dragún, Pihen y Britos consiguieron promesas de reconocimiento de la CGT Córdoba, por parte de Moyano, a la vez que también dejaron señales de futuros votos de respaldo. Por el momento no hay acuerdo, sólo una negociación en la que todavía queda mucho camino por andar.

Comentá la nota