La UNPA aprobó la creación de una nueva obra social para trabajadores

La UNPA aprobó la creación de una nueva obra social para trabajadores
El Consejo Superior de la Universidad Nacional de la Patagonia Austral aprobó ayer la creación de la Obra Social de la casa de altos estudios y comenzó a formalizar de esta manera la voluntad expresada por la comunidad universitaria en el plebiscito del 1º de marzo, de no continuar con las prestaciones de la Caja de Servicios Sociales. La sesión ordinaria se llevó a cabo en la Unidad Académica Río Turbio.
Obra social

De acuerdo con lo aprobado, la UNPA creará una Obra Social Universitaria en el marco de la Ley 24.741, con individualidad jurídica, financiera y administrativa propia e independiente de la estructura de la universidad.

Contempla la contratación de un prestador único para todo el personal hasta tanto se consolide la obra social universitaria y establece un período de transición de un año desde el inicio de las prestaciones, debiendo los agentes de la universidad permanecer bajo este esquema por el mismo plazo.

El Consejo Superior remitió además un proyecto de estatuto de la Obra Social universitaria elaborado por la Comisión Ad Hoc a la Comisión Permanente de Reglamentaciones para su análisis y perfeccionamiento normativo.

La creación de la obra social propia fue apoyada por todos los consejeros superiores. No obstante, hubo un despacho por minoría que marcaba diferencias respecto de establecer un período determinado para que los trabajadores pudieran acceder al beneficio de la libertad de opción.

Nueva reunión

La Comisión Permanente de Reglamentaciones se reunirá el viernes 17 de mayo en Río Gallegos para analizar y perfeccionar el estatuto de la obra social y el Consejo Superior se reunirá en sesión extraordinaria el lunes 27 de mayo, en San Julián, para aprobar la normativa y establecer las condiciones mínimas para la contratación de un prestador de servicio social.

Cabe recordar que las autoridades de la UNPA, en forma conjunta con los gremios ATUNPA y ADIUNPA iniciaron a fines de 2011 un reclamo formal ante la Intervención de la CSS a raíz de las reiteradas quejas de los trabajadores, que en los últimos años vieron agravados los problemas de cobertura médica y farmacéutica.

La continuidad de esta problemática motivó múltiples reclamos al prestador y un abordaje permanente en los órganos de gobierno de la casa de altos Estudios, que derivó en el plebiscito obligatorio y vinculante en el que el 72,07 por ciento de los trabajadores docentes y no docentes de la universidad decidieron no continuar con la cobertura de la Caja de Servicios Sociales.

Comentá la nota