Unter apura el blanqueo de sumas salariales en negro

Unter apura el blanqueo de sumas salariales en negro
La Unter acordó no pedir para el segundo semestre un aumento salarial definido, con cifras o porcentajes, sino que reclamará al Ejecutivo provincial el blanqueo de las sumas "en negro" que hoy perciben los docentes. Así lo resolvió en esta ciudad el Congreso Extraordinario del gremio que sesionó en esta ciudad.
El extenso cónclave se había iniciado el jueves al mediodía y concluyó ayer a las 8, en un salón del barrio Las Victorias. Participaron 131 congresistas de 18 seccionales, sobre un total de 161 habilitados.

El debate puso sobre la mesa las profundas diferencias que existen entre el oficialismo representado por la lista Celeste y los sectores críticos, que cuestionan la cercanía de la conducción del gremio con el gobierno provincial.

Sin embargo, el secretario general de Unter, Jorge Molina, aseguró ayer a "Río Negro" que las decisiones fueron adoptadas "por consenso".

Dijo que la incorporación al básico salarial de las sumas no remunerativas será el planteo que llevarán al próximo encuentro paritario, que todavía no tiene fecha.

Explicó que la postura del gremio es ir por el blanqueo total, aunque aceptaría una regularización progresiva, a completar en el mediano plazo. "Somos conscientes de que no se puede solucionar todo de inmediato porque venimos de muchísimos años de acordar sumas en negro", sostuvo Molina.

Subrayó que "el 30% de aumento salarial percibido entre marzo y junio fue muy importante" y dijo que los maestros de Río Negro ya no son los peores pagos de la región, como denunciaba la Unter con insistencia hasta hace unos pocos meses.

Según el dirigente, en la actualidad lo que cobran los docentes rionegrinos "está por arriba de Neuquén tanto en el básico como en el sueldo de bolsillo". También superan a sus pares de Chubut y de las zonas urbanas de la provincia de Buenos Aires. "Sólo están mejor los de La Pampa", precisó.

El Congreso había comenzado con la aprobación de la memoria, el balance y la política gremial de Ctera y luego se concentró en el análisis de la situación provincial.

Molina señaló entre las conclusiones "una valoración del aumento del tope salarial para el cobro de las asignaciones familiares, que quedó en 9.140 pesos y es el más alto del país".

También destacó como otro avance reconocido orgánicamente por la Unter la ampliación en 30 días de la licencia por maternidad, al traducir los permisos por lactancia, que en los hechos eran muy difíciles de instrumentar.

Explicó que ahora la licencia posparto en la docencia rionegrina es de 210 días y "garantiza más derechos para la madre y para el bebé". Según Molina, esa decisión fue "un logro de la paritaria" y quedó confirmada por resolución esta semana.

Comentá la nota