La Uocra se autocriticó y disparó para todos lados

El gremio de la construcción reconoció su responsabilidad como representante de los trabajadores, aunque se acordó de la falta de control estatal y la "negligencia" empresarial. "Hace años veníamos denunciando y nadie movía un pelo", ratificaron.
La Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (Uocra) salió en la víspera a ratificar que desde hace varios años vienen presentando denuncias por irregularidades en la obra que el pasado jueves fue escenario de una tragedia en la que fallecieron ocho obreros.

"Nosotros hacemos el control que nos compete en lo laboral, lo social y hacemos las denuncias de irregularidades ante los organismos competentes", dijo el secretario general del sindicato, Juan de Dios Ávalos, para explicar el modo de trabajo de su organización.

El dirigente resaltó a modo de contestación de críticas: "Yo no voy a escapar de mis responsabilidades como titular de un sindicato, pero quiero que cada uno de los organismos que componemos esta sociedad, cumplamos con nuestro rol y nos hagamos responsables de las fallas que podamos haber tenido, porque es el Municipio quien autoriza la obra y deberían tener un área con responsables para controlar construcciones".

En esta línea el gremialista sentenció: "Si la edificación de la firma Bruquetas y Cohen SRL tenía autorización para cinco pisos y se construyeron siete, la Comuna tendría que haber actuado en su debido momento".

OPORTUNISTAS

Por otra parte, el dirigente manifestó su malestar porque "tuvo que suceder la tragedia para que apareciera el cartel de clausura en el edificio que se está construyendo en Santa Fe y Belgrano.

Me molesta que se hagan así de rápido las cosas cuando quieren, después que pasan estas cosas".

Coincidiendo con las apreciaciones de De Jesús, el vicepresidente de la Dirección de Seguridad e Higiene de la Provincia, Horacio Tejo, opinó de las condiciones laborales de los obreros que trabajan en las obras de construcción. "En Corrientes se trabaja muy mal", expresó de manera contundente.

De esta manera disparó: "Todas las obras necesariamente deben contar con un técnico o en el mejor de los casos un licenciado en Seguridad e Higiene que realice las inspecciones. La tragedia era totalmente evitable, lo lamentable es que a nadie le interesa el trabajador", expresó.

Así dejó en claro que "las empresas dejan toda la responsabilidad a un simple capataz".

Comentá la nota