La UOCRA criticó falta de viviendas en San Martín de los Andes

El titular de la delegación local de la UOCRA, Guillermo Olarán, fustigó al Ejecutivo de esta ciudad por lo que entiende es cierta falta de acción a la hora de hablar de la construcción de viviendas.
Para el sindicalista “la calidad de vida de la gente depende de decisiones del Ejecutivo cuando decide hacia dónde va. El armado de estructuras burocráticas sólo sirve cuando llega a la gente”.

Olarán dijo que “llevamos nueve meses de gobierno y no se ha construido una sola vivienda. Sólo se hicieron jornadas solidarias para clavar techos”, para luego agregar que “el subsecretario de Vivienda -Martín Rodríguez- es un muchacho magnífico, pero yo más bien lo pondría en Cultura ya que lo máximo que ha hecho es entregar leña ajena usando camiones de Gendarmería y Ejército”.

El titular del gremio de la construcción indicó que “según el discurso de los funcionarios estamos viviendo en Disneylandia pero no es así”.

En declaraciones al sitio Lavozdelosandes.comar, Olarán señaló que “en terrenos horripilantes, chicos, se hacen viviendas que solo sirven al que está desesperado y cualquier cosa le viene bien. El problema de fondo es cómo construir viviendas dignas. Para hacerlo hay que contar con planificación y transparentar todos los mecanismos. Este gobierno tiene un discurso de izquierda que no ejecuta, porque no ha expropiado, no ha ido por la tierra y la vivienda. Tampoco tiene austeridad para manejar los fondos”.

Según el dirigente, “el próximo desarrollo en nuestra ciudad son 20 viviendas en Chacra 28 cuya ejecución estará a cargo de dos cooperativas y cada una costará 220 mil pesos. El arquitecto a cargo llega desde La Plata y se lleva el 10 por ciento del total, hablamos de 400 mil pesos. Con esa plata haces dos casas más, por eso me pregunto si algún funcionario técnico del municipio no podría haberse hecho cargo de esta tarea, ya que hablamos de viviendas solidarias”.

En cuanto a la contratación de mano de obra bajo la modalidad de cooperativas, el delegado de la construcción dijo que “eso es trabajo en negro encubierto, tal como ocurrió en las 108 viviendas. Un oficial ayudante, con 44 horas semanales, debe ganar 3.612 pesos más 3.250 de impuestos, sindicato, seguro de vida y fondo de desempleo entre otros puntos".

Comentá la nota