Urkupiña no asistió a conciliación y UTA amenaza medidas de acción directa

Urkupiña no asistió a conciliación y UTA amenaza medidas de acción directa

Los representantes de la empresa de transporte Urkupiña no concurrieron a la audiencia de conciliación y no se registraron en consecuencia avances en los reclamos de los trabajadores apoyados por la Unión Tranviarios Automotor (UTA-seccional Salta).

Además de deudas salariales y recomposición futura la UTA plantea   la situación de empleados despedidos. Si bien se aco4rfó una nueva reunión de conciliación para el próximo 20 de agosto, desde la organización  sindical se anticipó que si no surgen respuestas y un arreglo para los trabajadores, se dispondrán medidas de acción  directa.

La ausencia de directivos o representantes legales de la empresa Urkuíña, que operan en el norte provincial, postergó la solución del conflicto entre los trabajadores y la firma.

La audiceencia de conciliación fue dictada por la Secretaría de Trabajo de la Provincia.

UTA debio aceptar  una nueva dilación de la resolución del conflicto con la empresa norteña para el 20 de agosto próximo a las 13. 

El titular del gremio, Oscar Cruz ratificó los reclamos de los trabajadores de la misma, a la vez de exigir, una mayor severidad por parte del Estado provincial para evitar futuros conflictos de esta naturaleza.  . 

En el marco de la segunda reunión de la conciliación obligatoria, convocada por el Ministerio de Trabajo, en la semana que concluyó el  gran ausente fue la empresa que, en la primera reunión aludió desconocer la citación del ministerio, y necesitaba mayores precisiones para poder dar una respuesta en bases a las mismas.

El representante legal de la empresa, no solamente estuvo presente en esta primera reunión, sino además pidió una nueva reunión que las otras partes aceptaron y firmaron en conformidad junto con él.

A pesar de la ausencia de la patronal, el gremio ratificó los reclamos de los trabajadores de la empresa Urkupiña. Además de las diferencias salariales desde julio de 2012 a mayo de 2014, hay que agregarle la falta de pagos de los haberes de junio y julio de 2014 y el SAC del primer semestre del 2014. La situación de los despidos, que en principio decían que eran 15, en realidad son 43 que no prestan ningún servicio ante el compromiso de pago durante la conciliación, pero que no satisfizo las expectativas de los trabajadores y del sindicato.

En caso de que no se dé respuesta satisfactoria, el gremio hace reservar de acudir a medidas de acción directa al término de la conciliación. 

Por otra parte, el gremio hizo responsable de esta situación de irregularidad de la empresa, ante la pasividad u omisión del Estado por los reiterados incumplimientos de la misma, en sus deberes para con los trabajadores; al igual que otras empresas del norte salteño. Mayor es la responsabilidad, por cuanto se las premian con subsidios que no se depositan en las cuentas sueldos, para asegurar así que los aportes lleguen a los trabajadores, afirman. 

Comentá la nota