Vaca Muerta, el motivo de la dura puja en la UOCRA

Vaca Muerta, el motivo de la dura puja en la UOCRA
Ayer detuvieron a dos personas por el crimen de Monsalve. Crece la pelea por el control del gremio.

La disputa por el control de la UOCRA y puestos de trabajo en Vaca Muerta habría sido el motivo de los violentos enfrentamientos entre dos facciones del gremio, que ya dejaron un muerto, un herido y cinco personas detenidas.

Ayer la Policía detuvo a dos personas, uno de ellos directivo de la UOCRA, a quienes los sindican como autores de la muerte de José Monsalve, tras la balacera que se produjo en la sede capitalina del sindicato el 10 de mayo pasado.

Los detenidos por el crimen son Juan Carlos Levi, secretario de Finanzas del gremio, y su cuñado Víctor Moscoso, quienes fueron capturados en horas de la mañana de ayer por efectivos de Seguridad Personal.

Ambos hombres habían concurrido a la Comisaría Quinta de Centenario para denunciar que un grupo de personas había baleado la vivienda de Levi (ver aparte).

Los investigadores están seguros de que en cualquier momento se producirá un baño de sangre. La muerte de Monsalve despertó ánimos de venganza desde el sector no oficialista de la UOCRA. Desde que ocurrió la balacera en la capital, se produjeron varios enfrentamientos en Centenario aunque, de milagro, no hubo víctimas que lamentar.

“Juraron venganza y quieren cobrarse la muerte de Monsalve”, confió una fuente vinculada a la investigación a este diario.

La misma fuente dijo que el fondo del conflicto es el control del sindicato, como se sospechaba desde un principio.

Al parecer, el grupo que fue a pedir por bolsas de trabajo desde Centenario a Neuquén, el día que se produjo la balacera, tenía intenciones de tomar el control del sindicato, junto con otros dirigentes de Cutral Co. Se especula con que en la conducción del gremio podrían aprovechar el boom del fenómeno petrolero Vaca Muerta para conseguir numerosos puestos de trabajo para los desocupados.

Las dos personas detenidas ayer se suman a las tres a las que ya se les había dictado la prisión preventiva por el crimen de Monsalve.

Hoy se realizará la formulación de cargos contra los imputados. Se espera que el fiscal Agustín García los acuse de homicidio calificado.

Una sorpresa inesperada

Para Juan Carlos Levi fue una sorpresa ver policías que se aprestaban a detenerlo a él y a su cuñado. El dirigente no pensó nunca que quedaría preso en el mismo momento que había concurrido a la comisaría para denunciar que alguien le había baleado la casa. Mucho menos se imaginó que los policías tenían una orden de allanamiento al vehículo en el que viajaban. Allí secuestraron una pistola calibre 9 milímetros.

Comentá la nota