Vargas fundamenta posición ante elección de autoridades de la CGT rionegrina

“En más de treinta años de militancia gremial y política no hemos hecho otra cosa que cosechar amistades, porque nunca trabajamos en contra de nadie sino a favor de los trabajadores”, señaló Roberto Vargas.
El legislador y titular del gremio gastronómico seccional Viedma afirmó que “nuestro respaldo es para las grandes políticas destinadas al sector obrero del gobierno nacional que en menos de una década nos devolvió la dignidad y el sentido de pertenencia que enseñaron Perón y Evita”.

“Nuestro anhelo es contar con una CGT rionegrina a la rionegrina, sustentada en la unión y la solidaridad donde no priven ni los unos ni los otros sino todos”, agregó Vargas.

“Para quienes pertenecemos al movimiento obrero, que sólo hemos actuado desde la genuina representatividad, lejos de candidatearnos a cargo alguno, nos parece que la historia y la memoria son bases fundamentales en un proceso organizativo”, añadió.

El dirigente estimó que “solamente un necio no se daría cuenta que el camino elegido termina con dos CGT en Río Negro; una que responderá a Moyano y otra a Caló”.

Vargas insistió en que “vamos a estar siempre sentados en la mesa del diálogo, preservando los intereses de los trabajadores en una realidad provincial muy peculiar que además impone el sano respeto a los lineamientos del gobierno nacional”.

“Como hombre de la política no nos mueve ni el rencor ni el resentimiento y buscamos una CGT producto del debate, el sinceramiento y la discusión de lo actores principales del movimiento obrero y no una imposición que nada tiene que ver y muchas veces ni siquiera entiende al movimiento obrero”, aseveró Vargas.

Vargas concluye que “en lo personal las únicas personas que conducen política y gremialmente mi proceder son Luis Barrionuevo a nivel nacional y Miguel Ángel Pichetto en el ámbito provincial”

Comentá la nota