Vecinos varados y confundidos por el paro de UTA

Vecinos varados y confundidos por el paro de UTA

El paro que se inició a la 0 hora del viernes afectó la totalidad del transporte público. Miles de usuarios buscaron una alternativa Los choferes de ómnibus no trabajaron ayer, para repudiar el pago en dos partes de sus salarios; hoy prestarán servicios de manera normal

El jueves por la tarde, los teléfonos de la Oficina de Informes de la Terminal de Ómnibus de la ciudad no dejaban de sonar. El titular de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), César González, había anunciado al mediodía un paro por 24 horas ante el pago desdoblado de los salarios. Ayer, debido a la medida de fuerza, miles de usuarios se vieron desorientados y debieron recurrir a otros medios de transporte para cumplir con sus obligaciones. 

En la Terminal, el paro generó desconcierto entre los pasajeros. “Se presentó mucha gente que no estaba informada. Querían viajar al interior de la provincia y no pudieron”, indicó Ariel Barrientos, encargado de la vigilancia del predio. “Muchos viajeros recién llegados de otras provincias debieron pensar en una alternativa para llegar al sur”, agregó. Las boleterías de colectivos de recorrido urbano, interurbano y de media distancia permanecieron cerradas durante el día. En una primera recorrida durante la mañana, LA GACETA pudo comprobar que únicamente la ventanilla de TESA se encontraba abierta, pero sin presencia de personal. “Estamos recibiendo muchos llamados de gente que pregunta por viajes al interior”, contó uno de los encargados de informes al cliente. 

La medida de fuerza, que según González tuvo una adhesión del “ciento por ciento” en el transporte, hizo que miles de pasajeros buscaran una segunda opción para llegar a sus destinos. Es el caso de Nora Fuentes, una jubilada que, carnet en mano, esperaba el colectivo de la Línea 12 cuando se enteró del paro. “Estoy hace 15 minutos, si no me decías vos yo no me enteraba”, aseguró la tucumana con cierto desánimo. “Tengo que ir a Ciudadela y ahora voy a tener que gastar el triple en un taxi”, se quejó Fuentes. Un caso similar fue el de Beatriz Nieva, quien esperaba el Exprebus para viajar a Monteros. “Pagué $ 50 de taxi para venir hasta aquí porque el 18 no circulaba”, afirmó la jubilada.

Los comercios también se vieron afectados por la medida. Los encargados de un supermercado de la Terminal contaron que iniciaron el diálogo con sus empleados el miércoles, cuando comenzaron los rumores de paro de choferes de colectivos. Desde la empresa informaron que los trabajadores fueron consultados si contaban con algún otro medio de movilidad. A los que no, la empresa se encargó de pagar el “costo extra” que tiene el trabajador para llegar a su lugar de empleo. Sin embargo, muchos de los jóvenes empleados que viven en Lastenia, La Banda y León Rougés luego deberán devolver las horas perdidas. 

Aumento de boleto

La medida de ayer podría terminar con los forcejeos de los empresarios con el Concejo Deliberante para se apruebe el aumento del boleto. Los dueños de las líneas de colectivos insisten desde diciembre de 2015 con un incremento del valor del boleto, de $ 4,83 a $ 8,90, debido a la suba del dólar. Sin embargo, la nueva tarifa para el transporte público no genera sonrisas en los usuarios. 

Para Fernando Correa y muchos tucumanos más es un motivo de queja. “Estas medidas las toman los empresarios para llenar sus bolsillos, porque el transporte no tendrá ni mejoras ni alivio en las horas pico”, aseguró el joven estudiante de ingeniería. “Comprarme una bici me va a salir más barato que pagar todos los viajes que tengo que hacer en un día”, concluyó. “Antes del último aumento, nos dijeron que subía la tarifa porque el servicio estaría mejor, pero sigue igual. Incluso, creo que ahora es peor”, sostuvo Pedro López, mientras esperaba el 18 en la avenida Sáenz Peña.

Los sindicalistas mantuvieron una reunión el miércoles con dueños de las líneas de colectivos, nucleados en la Asociación de Empresarios del Transporte Automotor de Tucumán (Aetat). Allí, plantearon que no permitirían que sus haberes se continúen liquidando en dos cuotas. Hoy las unidades de todas las lineas circularán con normalidad. Sin embargo, en una reunión con más de 60 delegados de las diferentes empresas, el titular de UTA advirtió que podrían realizar una nueva medida de fuerza por 48 horas, el miércoles y jueves de la próxima semana, en caso de no conseguir una respuesta favorable a su pedido hasta hoy.

Coment� la nota