Veinte cortes aislaron por tres horas a Tucumán

Veinte cortes aislaron por tres horas a Tucumán
Empleados del Estado agremiados en ATE y UPCN realizaron piquetes en la ruta 38 para exigir un aumento salarial superior al 25%. "Exigimos el pago urgente de $ 1.500 para los empleados de municipios y comunas", sostuvo el dirigente Vicente Ruiz

Centenares de empleados estatales y municipales de ATE y en UPCN realizaron ayer por la mañana una masiva protesta en toda la provincia, con cortes de calles y rutas, que cercaron a Tucumán durante tres horas.

En rechazo a la última oferta (del 25%) que realizó el Poder Ejecutivo (PE) hace más de un mes, los empleados públicos se organizaron en la capital y en varias localidades del interior para realizar piquetes y evitar, así, el paso vehicular. En total fueron 20 los cortes que se registraron en San Miguel de Tucumán y en el resto de los municipios. La presencia de empleados municipales disconformes con el Gobierno se hizo visible con cortes en localidades como El Manantial, León Rougés, Acheral, Aguilares, Alberdi, Monteros, Simoca, Tafí Viejo, Cevil Pozo y Los Ralos. En tanto en la capital, los manifestantes bloquearon calles y quemaron gomas en dependencias del Estado.

La protestas más significativas tuvieron lugar en la Dirección de Arquitectura y Urbanismo (DAU), la Dirección Provincial del Agua (DPA), el Epret, el puente Lucas Córdoba que bloqueó el acceso hacia Banda del Río Salí, la Dirección de Minería, la Subsecretaría de Cultura y en las oficinas de la Secretaría de Políticas Sociales (Las Piedras y 9 de Julio). También hubo un piquete en la avenida Avellaneda, a la altura del hospital Centro de Salud.

Pero el corte más numeroso se desarrolló en la avenida Brígido Terán, frente a la terminal de ómnibus. Durante dos horas, los empleados de la Dirección de Transporte nucleados en ATE realizaron una ruidosa protesta y bloquearon, por momentos, la salida de colectivos de larga distancia. "No podemos realizar ningún pedido oficial porque el Gobierno no quiere dialogar. Nosotros rechazamos de plano un aumento del 25%, que en la mayoría de los casos representa un aumento al básico de $ 320 para cada trabajador con categoría 15. Es una vergüenza", sostuvo el delegado de Transporte, Hugo Leda. El dirigente Martín Rodríguez, que también participó del corte en la terminal, ponderó la convocatoria de los empleados estatales. "La respuesta de los compañeros es total, se perdió el miedo y se acabó el verso. Estamos mostrando como realmente vive el empleado público de la provincia de Tucumán", opinó Rodríguez. El corte en la avenida Brígido Terán comenzó a 9.30 y fue levantado pasadas las 11.

Los trabajadores afiliados en UPCN también movilizaron en la jornada de ayer. "Nosotros tenemos a la gente en la calle desde hace 30 días. En general la movilización fue muy importante por que empezaron a sumarse a la protesta las comunas de Colombres, Los Ralos, La Ramada y Villa Carmela. El balance es positivo", evaluó el representante de UPCN, Luis Albornoz.

El conflicto gremial también se trasladó a la Policía. Hasta el cierre de esta edición, un grupo de efectivos continuaba con la protesta en Maipú al 400. Sostienen que recibieron un 23% de aumento salarial y no un 29%, como se acordó con el PE. "Presenté un Habeas Corpus para protegerme porque hay se dice que me quieren detener", dijo anoche Diego Herrera a LA GACETA.

Los piquetes en el sur alteraron el tránsito

En el interior de la provincia, los cortes se extendieron desde la comuna de El Manantial hasta Alberdi. Hubo piquetes en los accesos a León Rougés, Simoca, Acheral y Monteros. También hubo movilización de estatales en Banda del Río Salí, en Tafí Viejo y en el comuna de Cevil Pozo.

Desde pasadas las 9 y hasta las 13, el acceso vehicular desde la capital hacia el interior y viceversa fue casi nulo. Como acostumbran los manifestantes cada vez que hay cortes, en los piquetes sólo se les permitió el paso a las ambulancias.

El referente de los municipales del interior, Vicente Ruiz, fue quien coordinó la mayoría de los cortes de ruta. Desde Aguilares y sobre el puente del Arroyo Barrientos, el gremialista aseguró que los empleados municipales del interior "son los que más sufren" a raíz de los magros salarios que perciben. "Nosotros exigimos $ 1.500 de incremento retroactivo al mes de enero, en blanco o en negro; el blanqueo de los trabajadores y el aumento del salario familiar por hijo", sostuvo Ruiz a LA GACETA.

Según el dirigente, los empleados de las comunas son los más perjudicados. "La mayoría de los trabajadores están encuadrados en la categoría 15 con un básico de $ 1.336. Una suba del 25% representaría $ 300 pesos de aumento. Es una burla", se quejó el gremialista.

"El Gobierno, hasta acá, no ha dado ninguna respuesta sobre el tema salarial. Los sueldos no alcanzan ni para 15 días", explicó Ruiz. Los municipales volverán a protestar la próxima semana.

Gremios denuncian que el PE no respetó el acuerdo salarial

Mientras el Frente de Gremios Docentes se declaró en "alerta y movilización" porque el sueldo de marzo llegó sin el incremento salarial esperado, dirigentes y sindicatos disidentes fustigaron al Poder Ejecutivo (PE) y a los gremialistas que acordaron la suba. Sucede que los $ 448 por cargo del Fondo de Compensación no fueron depositados por la Nación. "Lamentablemente, y tal como lo denunciamos oportunamente, el supuesto aumento no llegará a manos de los compañeros docentes. El dinero que debía poner Nación no está. Mintieron otra vez y el frente gremial nos entregó una vez mas", fustigó el secretario general de la UDT, Carlos Aguirre. "Llama la atención que recién ahora el Frente de Gremios Docentes se declare en estado de alerta cuando hace semanas que saben del problema con el Fondo Compensador", agregó Diego Toscano, docente autoconvocado de ATEP.

Comentá la nota