Venció el convenio del Frigorífico Pico

(General Pico) - El 4 de mayo se logró firmar un convenio, que venció ayer, mediante el cual el Frigorífico General Pico se comprometió a no despedir trabajadores y cumplir con las normativas laborales en cuanto al mínimo de 160 horas y un sueldo acorde. Ahora no hay una certeza sobre qué ocurrirá en el futuro, pero desde el Sindicato de la Carne se anunció una reunión sobre el fin de semana.

El secretario general del gremio, Dardo Loza, afirmó que en los próximos días habrá un encuentro con los representantes de la firma para buscar la obtención de un nuevo convenio. El panorama ya no es el mismo, durante estos tres meses no hubo despidos masivos pero, ante la difícil situación que manifestó el frigorífico, varios trabajadores optaron por llegar a una baja acordada.

El sindicalista manifestó que esos retiros elegidos por algunos empleados no fueron una buena noticia, sobre todo pensando que la planta tendrá un déficit importante cuando quiera reactivar la producción. De los 180 obreros que había hace un año ahora queda un poco más de la mitad, con 100 empleados.

Desapercibida.

La crisis del frigorífico asentado en suelo piquense quizás ha pasado inadvertida durante este tiempo, sobre todo luego de la situación vivida por "Carnes Pampeanas" y el salvavidas económico que fue promovido por el gobierno nacional para que esa planta no cerrara sus puertas.

Hace una semana, la presidenta Cristina Fernández se refirió en un discurso a ese caso, porque afirmó que el objetivo es "cuidar las fuentes de trabajo". El gobernador Oscar Jorge también hizo alusión al sector frigorífico, pero sus palabras el pasado lunes estuvieron referidas a la empresa de Bernasconi, planta que está inactiva y por la que ya se presentó un proyecto en la Cámara de Diputados para venderla.

Durante los tres meses que duró el convenio, sólo se dio a conocer la baja acordada entre la empresa y más de 20 empleados, que optaron por recibir una compensación económica y finalizar sus contratos laborales, pero no se escuchó sobre soluciones permanentes para el Frigorífico General Pico. Por lo tanto, se desconoce que decisión tomará la firma a partir de agosto.

Conflicto.

Los problemas del frigorífico, que impulsó en la ciudad "El asado más grande del mundo", se dieron a conocer en abril cuando sus propietarios quisieron implementar un "procedimiento de crisis".

En medio del conflicto, y ante el peligro de un cierre porque la planta no podía soportar el aumento de los costos y los retrasos en el pago de las ventas, comenzaron las reuniones en la oficina de Relaciones Laborales.

Fue el 4 de mayo que se logró la firma del convenio, que redujo los sueldos y la carga horaria conforme a lo estipulado por la ley y garantizó que no iba a haber despidos. Así se decidió que el acuerdo tendría un plazo de tres meses, y a fines de julio se evaluaría nuevamente la situación para determinar los siguientes pasos.

Comentá la nota