Que vendan parte de sus inversiones y regularicen la situación de cada uno de los trabajadores dijo Canchi

“El doctor Guillermo Quintar culpó a la dirigencia de ATSA de que todo lo que pueda pasar va a recaer en el sindicato, cuando los irresponsables en la conducción financiera son ellos, siempre llorando, victimizándose y diciendo que no tienen un peso, pero bien que tienen inversiones por un lado y por otro.
Que vendan parte de sus inversiones y regularicen la situación de cada uno de los trabajadores” expuso Yolanda Canchi Secretaria General de ATSA en el marco del conflicto por los despidos en el Sanatorio Quintar.

La dirigente gremial indicó que se trata de una situación complicada, no sólo para los trabajadores que permanecen en la empresa sino para los que fueron despedidos en malas condiciones, se habla de una precarización, de la profundización de una situación conflictiva que nosotros ya llevamos con la entidad.

“Pusimos en conocimiento al Director de Trabajo, Gastón Galindez, que el día jueves (por hoy) vamos a llevar a cabo medidas de fuerza a partir de las 9 de la mañana, convocamos no sólo a los trabajadores que permanecen en la institución sino también a los que fueron despedidos, mal despedidos y mal absorbidos”.

El sindicato en conjunto los familiares, delegados de capital y del interior procederán a hacer el petitorio correspondiente, “nos parece que no es momento, ni circunstancia, ni hay motivo para que los trabajadores sean tratados peor que animales, en condiciones normales tendrían que haber mandado un pre aviso donde se dicen los motivos y a partir de cuando se prescinde de sus servicios, pero de esta gente no podemos esperar ninguna actitud correcta, estamos acostumbrados al maltrato que le dan a los trabajadores y también al propio sindicato, a pesar de ser intimados porque deben los aportes sindicales y los de obras sociales.

“El día martes el doctor Guillermo Quintar culpó a la dirigencia de ATSA de que todo lo que pueda pasar va a recaer en el sindicato, cuando los irresponsables en la conducción financiera son ellos, siempre llorando, victimizándose y diciendo que no tienen un peso, pero bien que tienen inversiones por un lado y el otro. Que vendan parte de sus inversiones y regularicen la situación de cada uno de los trabajadores”.

En total son 320 trabajadores, la empresa dijo que iba prescindir justificadamente de un 10%, en este momento no hay un registro exacto porque aparte de los trabajadores que decían que iban a ser despedidos se suman trabajadores que tienen la posibilidad de trabajar, pero no quieren por solidarizarse con sus pares.

El gremio esperaba la inspección de la Dirección de Trabajo en cada uno de los sectores, de los servicios y de los turnos en Capital y en Perico, para así de esta manera tener el numero de recursos humanos que están trabajando y los que supuestamente quedaron afuera, “si se reduce la planta de personal debe estar acorde con la cantidad de camas y pacientes que debe tener una institución, ellos no pueden violar las leyes laborales ni convenios colectivos de trabajo, debe haber una cantidad de personal para atender una determinada cantidad de pacientes, no es a la que ellos se les ocurra sino lo que fijan las leyes”.

Comentá la nota