Viedma: trabajadores levantaron toma del municipio

Viedma: trabajadores levantaron toma del municipio
Trabajo dictó la conciliación obligatoria. La audiencia está prevista para el martes próximo.
Los trabajadores municipales desalojaron ayer a las 15 el edificio municipal, luego de que la Secretaría de Trabajo de Río Negro dictara la conciliación obligatoria en el conflicto entre los sindicatos Soyem y UPCN y el municipio de esta capital. En este marco, se estableció una audiencia para el próximo martes a las 10 en la sede de la cartera laboral.

"En atención a la imposibilidad de autocomposición de las partes y las medidas de acción directa llevadas adelante por los gremios, el dictado de esta conciliación surge como una necesidad de establecer un ámbito donde gremios y municipio puedan negociar", se informó oficialmente desde el gobierno provincial.

El secretario de Trabajo, Luis Troncoso, recordó que "ya hubo un intento de mediación infructuoso el pasado 10 de julio, pero en la audiencia no existió acuerdo de ningún tipo".

El funcionario destacó que se "llegó a este momento en que tuvimos que intervenir. La conciliación obligatoria significa la suspensión de las medidas y acciones de los gremios y el municipio", remarcó.

Explicó que "los trabajadores deben retomar sus tareas y los patrones no deben realizar ninguna acción puntual que afecte el normal desenvolvimiento de los trabajadores".

Confirmó que en la reunión del martes se encontrarán los representantes de los gremios y el municipio y explicó que "la conciliación tiene un plazo de 15 días hábiles".

Desde los gremios decidieron acatar la decisión y levantar la medida de protesta, aunque desde el municipio aún no se dan por notificados y evalúan proponer otro ámbito de diálogo.

Previamente a que se conociera la acción de la Secretaría de Trabajo, desde el Ejecutivo Municipal, ante lo que consideraron permanentes rechazos a sus ofertas, remitieron cartas documento rescindiendo contratos de al menos 20 trabajadores que se encontraban en la ocupación.

No obstante, tras el desalojo, los funcionarios comunales admitieron que se sentarán a negociar esas determinaciones y que también están dispuestos a avanzar en diálogos por mejoras salariales.

Ayer, cerca de las 15, ante la intervención del organismo provincial los trabajadores desalojaron el sitio que habían ocupado a principios de esta semana. En un momento de la mañana, habían amenazado con permanecer allí el martes.

Además, los empleados esperan que los concejales del Frente para la Victoria con el acompañamiento de dos ediles del radicalismo, avancen en la elaboración de la propuesta de poner un tope a los sueldos de los funcionarios designados en los distintos poderes y constituir una mesa de negociación amplia donde todo lo salarial se ponga en debate.

Comentá la nota