Un viernes difícil con cinco protestas y cortes de calles

Un viernes difícil con cinco protestas y cortes de calles
Con cinco protestas y cortes de calles, Rosario tuvo una jornada difícil para la circulación de vehículos tanto en el centro y macrocentro como sobre avenida Circunvalación y la zona oeste.
Con cinco protestas y cortes de calles, Rosario tuvo una jornada difícil para la circulación de vehículos tanto en el centro y macrocentro como sobre avenida Circunvalación y la zona oeste. La Corriente Clasista y Combativa (CCC) planteó una vez más sus reclamos por los planes nacionales, los trabajadores de la Secretaría de Promoción Social nucleados en ATE se manifestaron en Córdoba y Buenos Aires, hasta entrada la mañana el sector de la Jefatura de Policía continuó con cortes y a eso se sumaron los empleados de la 9 de Julio en Ovidio Lagos y Pellegrini (ver página 5).

Con la colaboración de Gendarmería, las áreas de control de la Municipalidad trabajaron desde temprano desde el Centro de Monitoreo para organizar los desvíos y evitar demoras mayores. "Hicimos un trabajo conjunto para tomar cada uno de los sectores afectados, sobre todo teniendo en cuenta que una de las protestas era de la propia policía y entonces contábamos con menos recursos", explicó el director de la Guardia Urbana Municipal, Gustavo Franco.

El corte que había comenzado el jueves por la tarde en la puerta de la Jefatura de Policía (Ovidio Lagos al 5200) se extendió hasta bien entrada la mañana, donde se establecieron dos desvíos alternativos para esa zona.

Además, a partir de las 10, se sumaron sobre Circunvalación, a la altura de Garibaldi, y en Juan José Paso y las vías del ferrocarril, las protestas de los militantes de la CCC. Allí, los reclamos volvieron a apuntar al gobierno nacional por la llegada de los planes Argentina Trabaja y la falta de pago para las 187 personas que se desempeñan en cooperativas con tareas de zanjeo y desmalezamiento.

Area central. En el centro y en la puerta de la Municipalidad, la protesta de un grupo de empleados de la Secretaría de Promoción Social nucleados en la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) cortó la circulación de vehículos en Buenos Aires y Córdoba.

"Hay dos compañeros que trabajan con contratos basura, que apenas cobran 1.500 pesos mensuales realizando las mismas tareas que cualquier personal de planta, y que con el vencimiento de los contratos fueron dejados sin trabajo", explicó Laura Rodríguez.

Mientras que más al oeste, la circulación se interrumpió en Pellegrini y Ovidio Lagos por una manifestación de trabajadores de la empresa 9 de Julio.

"Fue una jornada difícil", admitió el responsable de la GUM. El funcionario detalló que "en la zona de Circunvalación se contó con la colaboración de Gendarmería Nacional y en el resto de los cortes participó personal de las áreas de control del municipio para evitar demoras mayores".

Además, Franco señaló que "cada punto tiene sus complicaciones", y detalló que "en la zona oeste y sobre Circunvalación, se les recomendó a los conductores evitar el área; mientras que en el centro la mayor dificultad se presentó por la gran cantidad de vehículos y la circulación de las unidades de transporte público".

Así, Rosario volvió a vivir una jornada complicada en materia de tránsito y las protestas sociales se adueñaron de la escena.

Comentá la nota