El viernes y sábado, los aeropuestos de Río Gallegos y El Calafate quedarán paralizados por paro

El viernes y sábado, los aeropuestos de Río Gallegos y El Calafate quedarán paralizados por paro

Tiempo FM entrevistó a Ariel Carranza, delegado de ATE en la ANAC (Administración Nacional de la Aviación Civil), sobre el paro que afectará del 10 al 11 de junio el servicio de navegación aérea.

 

Carranza explicó que su sector toma ésta medida “en el marco de un conflicto que ya lleva meses hemos decidido un paro para los días 10 y 11 el cual va a impactar todo lo que es aviación comercial  y general, cuyos vuelos se verían afectados tanto en Río Gallegos como en los demás aeropuertos que se adhieran”.

Son el total 9 aeropuertos los que pasarían a control de la Dirección Nacional de Tránsito Aéreo, y en los cuales los trabajadores han decidido llevar adelante su reclamo.

 “El conflicto viene porque en el 2015 se implementó una ley por la cual los servicios iban a ser prestados por una empresa sociedad del estado” explicó Carranza, añadiendo  “esa empresa nos llevó a precarizar nuestro trabajo porque nos envuelve en una ley de contrato de trabajo, nos saca de la le de empleo público, pero dentro de esa ley hay 9 aeropuertos que quedan dentro del Ministerio de Defensa”.

“¿Qué nos ofrece a nosotros esa empresa? Para seguir trabajando en nuestra actividad, irnos a otro aeropuerto, o bien en el Estado pero a disponibilidad del Ministerio de Modernización, un escenario caótico para nosotros, y nuestra lucha esta en -por lo menos- quedarnos aquí trabajando en este aeropuerto, hay gente que lleva una vida trabajando acá, no queremos irnos. Yo soy  controlador aéreo hace 31 años en la torre de control  ¿Porqué me tengo que ir?”

Lo cierto es que el paro de los trabajadores de ANAC dejará sin servicio a los aeropuertos. En el de Río Gallegos, 14 de los 16 empleados de la torre son personal civil.

“Nosotros pertenecemos al sector de ATE, y representamos a los trabajadores de la torre de control , plan de vuelo, comunicaciones y sección técnica. La torre no va a prestar servicio en estos dos días y la medida también alcanza a otros aeropuertos como El Calafate”.

 “Si nosotros no vamos a trabajar hay dos controladores militares para desarrollar una tarea para la cual se necesitan 16 personas, asi que no podés trabajar. La situación es por demás conflictiva y se vuelve un verdadero caos”.

Por otra parte se refirió al radar del aeropuerto de Rio Gallegos, instalado hace dos o tres años pero que nunca funcionó, ya que la pantalla que le corresponde no está instalada. “ Podría funcionar como repetidora del radar de Comodoro Rivadavia, pero tampoco se puede porque no está homologada”

“Este radar ayudaría mucho para información de tránsito, dándonos información fehaciente de donde está cada avión” pero nunca les instalaron los sistemas a pesar de los pedidos al INVAP y Fuerza Aérea.

Una situación precaria para la navegación aérea en nuestro país y que afectará directamente a nuestra provincia durante el viernes y sábado próximos.

Comentá la nota