"Violencia agazapada, esperando la oportunidad"

Junto a gran parte de su gabinete y representantes de los trabajadores Pulti desvinculó los desmanes del reclamo de los trabajadores portuarios. "Esta no es la manera de resolver las demandas de justicia social" aseguró.
"La violencia de esta tarde no tiene relación con el conflicto portuario. Estaba agazapada esperando la oportunidad" aseguró anoche el intendente Gustavo Pulti en el marco de una conferencia de prensa para repudiar los graves incidentes del mediodía. El jefe comunal estuvo acompañado por el secretario general de la CGT Mar del Plata y por una treintena de representantes gremiales de distintos sectores, entre ellos todos los relacionados con la actividad naval y pesquera.

En la reunión se buscó resaltar la voluntad de todos los sectores de colaborar en la resolución de los conflictos, de manera pacífica, sin amenazas.

"Esta no es la forma de resolver los problemas que plantean las demandas de justicia social e inequidades que todos queremos que se resuelvan" aseguró.

"No había ningún reclamo contra la Municipalidad ni respuestas pendientes del municipio" indicó al intendente, quien aclaró que los manifestantes habían pedido entrevistas con presidentes de bloques del Concejo Deliberante y que "iban a ser recibidos".

"Hoy se ha desatado una actitud violenta sobre el palacio municipal ejercida con premeditación, trabajadores resultaron lastimados, se prendió fuego un auto, se rompieron otros" lamentó.

"Creemos en el trabajo, en el esfuerzo, en la perseverancia y en la seriedad de las cosas" apuntó en la mesa en la que había representantes del SOIP -sin su secretaria general que había viajado a reunirse con la viceministra de Trabajo de la Nación, Noemí Rial-, SOMU, Remiseros, empleados de Correo, Utedyc, Sutep, Simape, Uthgra, UTA, SFC, ATSA, Municipales, Supetax, SAON, SOIP, Uocra, SUPA, Setia, Capitanes, Siconara, Sitos, Camioneros, Sadop, Udocba, Unión Ferroviaria, Bancarios, UPCN, Sivara y Guardavidas. "Creemos que el desarrollo de la vida social y económica requiere una representación firme, responsable y legítima y para dirimirlas está la ley de trabajo que tiene previstas todas las formas de resolución. Las modalidades violentas, unilaterales sin explicitar reclamos, rompiendo, lastimando, no es una forma que podamos consentir" aseguró el intendente, quien ratificó que el gobierno municipal realizó la denuncia penal por los hechos.

"No tengo enemigos"

"Yo no tengo enemigos, todos los que estamos acá no pensamos igual, todos los que quieran dialogar tienen las puertas abiertas, todos los que quieran hacer un planteo van a ser recibidos. Mucha gente que estuvo hoy -por ayer- fue recibida la semana pasada por el subsecretario de gobierno Martín Aiello" aseguró.

Tras aclarar que está en permanente contacto con los sectores involucrados al conflicto salarial de los sectores de la pesca y el puerto, "tratando de colaborar, impulsar, exhortar, entusiasmar, generar condiciones para un acuerdo entre los distintos actores que están teniendo conflictos", entendió que lo que ocurrió ayer tuvo que ver con "una cierta incapacidad dirigencial".

"Todos los días por una razón o por otra hay una marcha o manifestación, pero sin violencia" indicó antes de invitar a reflexionar a los responsables. "No puede haber equidad en el caos, en una de las formas del totalitarismo que es la violencia premeditada" aseguró.

"Yo recibo a todo el mundo, pero una cosa es que recibamos a quien pide una reunión y otra cosa es un delivery de peticiones circunstanciales y antojadizas como 'que nos reciban o rompemos todo. Ni un consultorio puede funcionar así" apuntó

"No representa a nadie"

"Como movimiento organizado de trabajadores decidimos acompañar al intendente porque consideramos que entre todos debemos repudiar lo que pasó hoy. Ayer -por el lunes- hubo un reclamo de Simape, hubo tantos compañeros como gente hubo hoy -por ayer- y se marca la diferencia en que el lunes no hubo vidrios rotos, no hubo nadie lastimado en cambio con lo de hoy tuvimos compañeros municipales lastimados, vidrios rotos, reclamos desmedidos con gente que no tiene nada que ver que no representa a nadie" aseveró el secretario general de la CGT, Pedro Fernández.

También Antonio Gilardi, secretario general del Sindicato de Empleados Municipales se mostró "gravemente dolido por la agresión que han sufrido nuestros compañeros que estaban desempeñado sus tareas" y repudió la situación. "Cada vez que tuvimos un inconveniente o hubo que desarrollar alguna gestión, al contrario de otros intendentes, somos atendidos y hemos logrado encontrar -más allá de los 8 días de paro en el 2008- los consensos necesarios para garantizar la representación e intereses del trabajador municipal" y recordó que en la toma por reclamo salarial del 2001, que duró varios días "no se rompió un solo vidrio, una sola computadora. Cuidamos a la comunidad marplatense y a la Municipalidad".

Comentá la nota