La violencia llegó antes que el diálogo

La violencia llegó antes que el diálogo
Numerosos hechos de violencia se produjeron entre la policía y los manifestantes que asistieron ayer a Casa de Gobierno. Docentes nucleados en el SUTEF y Camioneros se trenzaron con los efectivos policiales al tratar de ingresar y ser atendidos por funcionarios del Ejecutivo. En repudio a la represión sufrida, la CGT y la CTA convocaron a un paro de actividades este viernes en el ámbito provincial
El primer día del paro docente se constituyó en una de las jornadas más nefastas de los últimos años por los violentos incidentes que se produjeron en Casa de Gobierno.

Si bien el SUTEF había anunciado que iban a Gobierno a buscar una solución al conflicto, que ya se extendió por mas de tres meses en reclamo de una aumento salarial, la presencia del Sindicato de Camioneros fue determinante a la hora de querer ingresar al interior de la casa gubernamental, lo que desencadenó todos los incidentes posteriores.

Con relación a esto, una vez que los manifestantes pudieron llegar por la parte posterior hasta el ingreso del primer piso, se gestionó con los efectivos que estaban a cargo del operativo el ingreso de un grupo de dirigentes gremiales del SUTEF y de Camioneros, lo que se concretó con la promesa de ser recibidos, hecho que no se produjo. Inclusive Raúl Arce manifestó que fueron agredidos. Esta situación se pudo corroborar al ver el rostro de Horacio Catena, tras ser golpeado y rociado con Gas pimienta. Seguidamente, comenzaron nuevamente los incidentes, forcejeos, empujones, agresiones, mujeres docentes golpeados y policías heridos.

Sin embargo, los docentes ingresaron luego al primer piso llegando hasta la antesala de la Privada de la Gobernadora, lugar en el que nuevamente hubo agresiones y hasta se rompieron oficinas.

En este sentido, el titular del SUTEF, Raúl Arce, sentenció que “es una situación muy difícil la que estamos pasando, con compañeras golpeadas y con funcionarios que se esconden”, y relató “el conflicto se ha extendido en el tiempo y necesitamos una solución que es la que vinimos a buscar”.

En tanto, luego de los hechos de violencia suscitados, arribaron al lugar los legisladores Eduardo Barrientos, Jorge Lechman y Liliana Martínez Allende, quienes gestionaron rápidamente una reunión entre el Ministro Guillermo Aramburu y los docentes, a quienes se sumaron dirigente de Camioneros y de la CGT. Esta reunión se extendió por el lapso de hora y media y en la que los docentes plantearon el pedido de renuncia de los funcionarios de Seguridad, Educación y el mismísimo Aramburu de ser necesario, además del cien por ciento de zona respecto del piso nacional.

Cabe destacar que luego de esto se pautó una nueva reunión pasadas las 20 horas en la Legislatura, con funcionarios de Economía, para tratar de encontrarle una salida al conflicto desmadrado, que al cierre de nuestra edición continuaba desarrollándose, aunque sin mayores expectativas de mejorar la oferta salarial, según los trascendidos.

Comentá la nota