La violencia volvió a invadir el Puerto: graves incidentes entre afiliados del SIMAPE y empresarios

La violencia volvió a invadir el Puerto: graves incidentes entre afiliados del SIMAPE y empresarios
Integrantes del Sindicato Marítimo de Pescadores se cruzaron duramente con un armador que intentó pasar el bloqueo a la Terminal 1. Sucedió este lunes por la mañana, cuando un grupo de marineros del Sindicato Obrero de Marítimos Unidos se presentó para alistar algunos buques fresqueros de altura de cara a una posible zarpada. Fue ahí donde, José Ramacci, buscó pasar y no lo dejaron. Después de agredirlo, se trenzaron a golpes con gente del SOMU.
El Puerto está que arde. Sí, así de complejo. Las nulas soluciones al momento de acordar condiciones salariales (exigen un aumento del 22% a ser pagado en un solo tramo y retroactivo a julio) y levantar el interminable paro del SIMAPE llevaron a que este lunes por la mañana la situación se volviera por demás extrema. Ahora, con momentos de agresiones físicas y verbales.

La gota que rebalsó el vaso fue cuando representantes del Sindicato Marítimo de Pescadores buscaron impedir el armado de algunos buques, que en la jornada tenían pensado zarpar y volver a trabajar luego de varios meses de inactividad. Situación que el Sindicato de Obreros Marítimos Unidos acordó con empresarios durante el fin de semana, donde para garantizar la seguridad habían exigido la presencia de Prefectura Naval Argentina.

Pero claro, no todo iba a ser tan fácil. Fue en ese marco que se desencadenaron hechos de violencia. Un reconocido empresario armador del Puerto, José “Pipo” Ramacci, intentó pasar el bloqueo de la Terminal 1 a bordo de su camioneta y fue impedido por los afiliados del Simape, que no se quedaron parados y lo increparon.

La Prefectura depositada en el lugar intentó apaciguar los ánimos, pero fue imposible. La reacción nació porque, según los marineros, el empresario “les tiró la camioneta encima”. A partir de ahí, una serie de golpes interminables entre representantes del SIMAPE, empresarios y gente del SOMU.

Luego, los manifestantes cruzaron un carro transportador de cajones sobre la Avenida Pesquero Dorrego. Desde esa barrera insultaron a sus colegas del Somu. Algunas piedras llegaron a volar, hasta que Prefectura arrojó gas pimienta y consiguió cierta calma.

Dentro de ese contexto de extrema tensión, el secretario general del SOMU, Néstor María, denunció que “estos hechos vandálicos son una vergüenza nacional y se vienen repitiendo día tras día, cuando unos vándalos le impiden salir a trabajar a quienes quieren hacerlo”, para luego agregar que “están desenvolviéndose como delincuentes y nadie hace nada, nadie está detenido, pero tienen en vilo a todos los trabajadores del puerto, desde ya hace más de tres meses”.

Por su parte Pablo Trueba, secretario Adjunto del SIMAPE, aseguró que el SOMU “estaba intentando pagarle a terceros para romper el paro que ellos siguen llevando adelante”. También destacó que los armadores les aseguraron que no van a sacar los barcos hasta que no se solucione el conflicto y señaló que jamás hubo una propuesta seria para el sindicato.

“Sí como [el ministro de Agricultura, Norberto] Yahuar juntó a todos los del SOMU con los empresarios, debería hacerlo con el Simape, pero no lo hace”, reclamó Trueba respecto al reclamo salarial de un aumento del 22 % en un solo pago y a diferencia del acuerdo formalizado por los empresarios con el gobierno y el SOMU de hacerlo en dos veces, una en julio y el segundo pago en octubre.

Comentá la nota