En víspera a la llegada de CFK a Río Turbio, Edgardo Depetri salió último con su lista Verde y Blanca de ATE

En víspera a la llegada de CFK a Río Turbio, Edgardo Depetri salió último con su lista Verde y Blanca de ATE

 El traspié oficialista en Río Turbio, no podía llegar en peor momento.

 En las puertas de una nueva “inauguración” de la usina termoeléctrica y luego de los discursos de campaña sindical de Edgardo Depetri, apoyados exclusivamente en el proyecto de inversión energético en la cuenca, la lista Verde y Blanca que apoyaba económicamente el kirchnerismo en las elecciones de ATE, perdió; pero no solo perdió por algunos votos, sino que salió última de las cuatro opciones que se presentaron. Todos los votantes (o los no votantes de esta lista) son integrantes de YCRT, la empresa emblema del gobierno nacional a la que llegan cientos de millones de pesos, que pocos administran y nadie controla.

El día primero de septiembre, pocas horas antes de las elecciones de ATE, en OPI publicamos una nota titulada “Mañana ATE elije conducción y el kirchnerismo se prepara para colonizar el sindicato en Santa Cruz”. Allí explicaba Alejandro Garzón, en ese momento candidato a Secretario General por la lista Verde ANUSATE, que Edgardo Depetri estaba poniendo todo el aparato político para quedarse con el sindicato en la cuenca carbonífera por medio de la lista Verde y Blanca, intenciones que también tenía el gobierno provincial, a través de sus candidatos referenciados en la Lista Azul, conducida por Castillo, un histórico en YCRT.

De las urnas contadas anoche, resultó que la Lista Verde ganó a nivel provincial y nacional y en Santa Cruz, se impuso en la mayoría de las localidades; perdiendo en la cuenca por poca diferencia, a favor de la Lista Azul de Castillo, pero dejando a la lista Verde y Blanca que llevaba a Matías Rojas (YCRT) como Secretario General por Río Turbio, con el apadrinamiento de Deptri, en el último lugar, siendo superada por las otras tres listas que jugaban con sus respectivos candidatos.

Esta situación tiene una lectura política más allá de la sindical, dado que Depetri iba con lista propia (Verde y Blanca), pero apoyaba a la Azul de Castillo, quien es fuerte dentro de la empresa carbonífera. Sin embargo, teniendo en cuenta el despliegue de fondos, promesas, clientelismo e ingresos propiciados por el diputado nacional del FPV, en los últimos tiempos en la cuenca, con el propósito de quedarse definitivamente con ATE, la performance de Depetri ha sido calamitosa.

En las puertas del acto

Mañana viernes está previsto un acto político, donde la presidenta acudirá a inaugurar (y van….) por enésima vez, alguna parte de la usina termoeléctrica de Río Turbio y de acuerdo a los planes de Depetri, reflejados en sus discursos previos de apoyo a la campaña de ATE (Lista Verde y Blanca), el legislador pensaba cerrar un triunfo electoral en la cuenca, 24 horas antes del acto oficial, para mostrar fortaleza sindical y de alguna manera, justificar al inmensa cantidad de fondos que recibe del gobierno nacional, para aplicar discrecionalmente y buscar réditos políticos en la provincia.

Lamentablemente, Depetri no solo no podrá mostrar un triunfo gremial, sino que deberá explicar a determinadas personas que han financiado el proceso de cooptación sindical que pretendió llevar a cabo el krichnerismo, por qué su lista salió última. Las fuentes, advierten, que el diputado, hará centro en el triunfo de la Lista Azul, que encabezada por Castillo, ganó una vez más en la localidad, pero afirman que allí hay mucha incidencia del gobierno provincial más que del nacional y de hecho, muchos de sus afiliados, habrían estado reunido con el gobernador Peralta en sus últimas visitas a la cuenca.

El fracaso del kirchnerismo para quedarse con ATE en Río Turbio, encendió las alertas de muchos dirigentes políticos que comienzan a desconfiar sobre la efectividad de “la inversión” que en materia de campaña, ha llevado a cabo Depetri en este tiempo.

En nuestra nota del día 1º, Garzón lo explicó claramente, “el gran objetivo del poder (Máximo y Peralta), es someter al sindicato y anularlo. Quieren ganar el sindicato para acallar la voz de los trabajadores, para ponerles una pausa, para decirles lo que tiene que hacer y lo que no, para manipular sus vidas y para negarles hasta el último derecho; todo esto se lo van a hacer en nombre de ATE”, indico el dirigente y en tono predictivo resaltó “Es evidente que listas como la Verde y Blanca que organizó el diputado Edgardo Depetri, quien va a nivel nacional, o la Azul, donde algunos funcionarios de gobierno del actual gobernador Peralta tienen su espacio, están en directa relación con el proyecto del FPV, el cual tiene como objetivo claro el alineamiento del sindicato con el gobierno, detrás del proyecto Scioli-Zanini”, concluyó Garzón.

Indudablemente el pensamiento del dirigente era el acertado y no hay dudas que los afiliados tuvieron la misma lectura que la dirigencia, porque anoche hubo una diferencia de casi 1.200 votos a favor de la lista Verde sobre las otras, sobre un padrón de 7.500 electores donde concurrió aproximadamente un 60% a las urnas, con lo cual, la diferencia objetiva, ha sido aplastante y el gran derrotado ha sido el kirchnerismo en su propio terreno. (Agencia OPI Santa Cruz)

Comentá la nota