Se volvieron a desplomar en abril la producción, las ventas y las exportaciones de autos

La situación es similar en el mercado de motos, donde los patentamientos cayeron 45% el mes pasado; algunas fábricas ya debieron suspender personal
informe difundido ayer por la Asociación de Fábricas de Automotores (Adefa) no hizo más que poner cifras exactas a una realidad que ya se había manifestado en las suspensiones aplicadas por varias terminales en las últimas semanas. En abril, según ese informe, la producción de autos cayó, por segundo mes consecutivo, más de 20% como consecuencia de la contracción en las exportacionesy en las ventas a los concesionarios.

El mes pasado, las automotrices instaladas en el país produjeron 59.165 vehículos, 21,6% menos que en abril de 2013. En marzo, la producción había registrado una baja interanual de 26,2 por ciento. Para el acumulado de enero a abril la caída fue de 17,9 por ciento.

Las exportaciones del sector, en tanto, registraron en abril una caída de 20,5%, menos pronunciada que la baja de 30,8% de marzo. En el acumulado del primer cuatrimestre, las exportaciones arrojaron una caída interanual de 18,6 por ciento.

La mayor parte de la baja en las exportaciones se explica por los menores despachos a Brasil. En el acumulado de los primeros cuatro meses del año se exportaron 95.215 vehículos a ese país, casi 19.000 menos que en el mismo período de 2013. Pese a esto, Brasil siguió concentrando cerca del 90% de las exportaciones del sector automotor argentino. Esto se debe a que también cayeron las ventas a otros destinos. En términos relativos, las bajas más pronunciadas se registraron en las exportaciones hacia Chile y Uruguay: en el primer cuatrimestre de este año se exportaron alrededor de 1200 autos a cada uno de esos mercados, la mitad que un año atrás. También bajaron las exportaciones a Europa, México y Colombia.

Los despachos desde las terminales hacia los concesionarios locales arrojan resultados aún peores que los de las exportaciones: en abril las ventas a los concesionarios cayeron 40% interanual y acumulan una baja de 29,8% en el primer cuatrimestre. El desplome -que se sintió casi por igual en todos los segmentos de vehículos (automóviles, utilitarios y pesados)- va de la mano con la caída de 35% que los patentamientos registraron en abril, luego de una baja similar en marzo.

"La menor demanda interna que se viene registrando en el último período, la situación particular por la que atraviesa el principal mercado de exportación y los conflictos gremiales en el interior de algunos proveedores han impactado en la actividad de varias asociadas y se reflejaron principalmente en los volúmenes de producción y exportación", dice el informe de Adefa.

"No podemos seguir acumulando inventario", dicen en algunas terminales que han suspendido -o están por suspender- turnos de producción. En las últimas semanas Peugeot, Fiat, Iveco y Renault han tomado esa medida, que afecta a varios centenares de operarios. Otras, como Volkswagen y General Motors, están negociando con el sindicato (Smata) las medidas para limitar la producción.

La crisis que atraviesa el sector automotor se repite en el de las motos. Ayer la Asociación Argentina de Motovehículos (Mottos), que agrupa a los concesionarios del sector, informó que en abril se patentaron 34.532 motos, 45% menos que en el mismo mes de 2013. En el acumulado del primer cuatrimestre, los patentamientos mostraron una baja interanual de 25 por ciento.

"Abril ha sido un mes calcado a marzo, con un nivel de patentamientos muy similar y replicando una caída que preocupa, lo que nos indica que si no se aplica ninguna medida seguiremos con la misma tendencia", dijo el presidente de Mottos, Diego Dinitz.

Los números son incluso peores para las terminales. Según el presidente de la Cámara de Fabricantes de Motovehículos (Cafam), Lino Stefanuto, en marzo y abril la producción de algunas fábricas se contrajo entre 60 y 70 por ciento. "Las importaciones de componentes y de motos desarmadas cayeron 50% y eso es un indicativo del nivel de producción", dijo el ejecutivo, quien añadió que también se desplomaron las ventas a los concesionarios porque éstos, ante una menor demanda, no están renovando todo su stock.

Según Stefanuto, la situación de su sector también ha llevado a algunas terminales -que no nombró- a suspender turnos de producción. El titular de Cafam dijo, además, que las compras a proveedores locales están paralizadas porque los fabricantes tienen un excedente de inventario.

En el sector tienen pocas esperanzas de que se revea la suba a los impuestos internos (que tiró abajo las ventas de los modelos más caros, que abarcan una tercera parte de la facturación), pero esperan que el Gobierno abra un plan de financiamiento, con tasas subsidiadas, para levantar las ventas de algunos modelos seleccionados..

Comentá la nota