La UOM volvió a mostrar su poder de convocatoria con un paro y movilización

La UOM volvió a mostrar su poder de convocatoria con un paro y movilización
Más de 4 mil personas se sumaron a la movilización de la Unión Obrera Metalúrgica que ayer concretó una jornada de medida de fuerza con acatamiento total. Los trabajadores adhirieron al reclamo sindical por incrementos salariales, mejores condiciones laborales y efectivizaciones de los empleados contratados.
En su enérgico discurso, el secretario general de la UOM Río Grande, Oscar Martínez, destacó que “es necesario gritar en todos los espacios de la provincia y del país que los que impulsamos la modificación para que creciera la industria nacional en Tierra del Fuego fuimos los obreros metalúrgicos”. Además, volvió a criticar al Gobierno y a los legisladores por la reforma tributaria aprobada el año pasado.

Unos 4000 trabajadores nucleados en la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) formaron parte de la jornada de medida de fuerza y posterior movilización que, según el gremio, se convirtió en la más convocante, superando incluso a la realizada en agosto del año pasado.

Ayer por la mañana comenzaron a concretarse las columnas de trabajadores en BGH, llegando desde todas las fábricas asentadas en el Parque Industrial de Río Grande. Un rato después, la falange de manifestantes partió con el secretario general, Oscar Martínez, a la cabeza.

En la rotonda de las avenidas San Martínez y Santa Fe, se sumaron los representantes gremiales del Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación Fueguina (SUTEF) que habían confirmado su participación para protestar por el demorado aumento salarial.

Desde allí, marcharon hasta la intersección de las avenidas San Martín y Belgrano, donde Oscar Martínez brindó un enérgico discurso. Allí, el sindicalista dijo que “como hace tantos años, como siempre, como en toda esta larga historia, los metalúrgicos estamos otra vez en las calles y podemos decir con ese orgullo que nos llena la sangre que corre por las venas, que las mujeres y los hombres de la Unión Obrera Metalúrgica hemos logrado con esta manifestación del día de hoy superar la más importante que desarrollamos allá por agosto del año pasado”.

“Hemos demostrado como organización que somos capaces de estar solidariamente e incondicionalmente ante cada trabajar que reclame lucha por sus derechos sea del sector que sea”, vociferó Martínez para ganarse el aplauso de los presentes.

El líder metalúrgico resaltó que “lo saben muy bien los compañeros del movimiento obrero de Tierra del Fuego pero también hemos sido capaces de luchar por los derechos de Tierra del Fuego, como lo son la educación, la salud, porque creemos que no es propiedad de ningún gobierno y tenemos la legitimidad que nos da el acompañamiento de los trabajadores, de las obreras y los obreros metalúrgicos para llevar adelante al gobierno que esté de turno, las exigencias para que haya educación para todos y salud para todos”.

“Hay gobernantes de Tierra del Fuego que quieren hacerse cargo del esfuerzo que llevamos adelante. Con la humildad que nos corresponde, muchas veces nos callamos pero es necesario gritar en todos los espacios de la provincia y del país que los que impulsamos la modificación para que creciera la industria nacional en Tierra del Fuego fuimos los obreros metalúrgicos”.

“Por eso el orgullo y la enorme alegría de contar en nuestra organización con estos hombres que han sido capaces de construir con esfuerzo y sacrificio los espacios que hemos venido logrando en estos más de treinta años”, dijo Martínez.

Tras sus palabras a los presentes, se procedió a la desconcentración que se produjo rápidamente y en forma pacífica. Tras ello, los delegados gremiales acompañados por un importante número de trabajadores, retornaron a los accesos de la planta fabril para continuar con la medida de fuerza que concluyó anoche a las 23.

Martínez: “Vamos a seguir reclamando la renuncia de las ratas inmundas”

El otro tramo de su discurso, Oscar Martínez volvió a cargar contra el Gobierno de Tierra del Fuego y la Legislatura provincial, demostrando que el encono del dirigente con la clase política sigue vigente.

La postura crítica de Martínez tuvo que ver, una vez más, con la aprobación de la reforma impositiva que impulsó el Ejecutivo y que el Parlamento concretó allá por diciembre del año pasado.

Martínez señaló ante la multitud que “ha salido a la luz en estos últimos días, lo que solamente los compañeros de la Unión Obrera Metalúrgica, fuimos capaces de denunciar durante el año pasado cuando dijimos que el tarifazo era en contra de los trabajadores del pueblo y era una enorme trampa que intentaba llevar a cabo la Gobernadora y los legisladores”.

“Ahora, los compañeros de la administración pública ven con dolor y frustración que esa legítima pretensión de mejorar sus salarios no fue posible, sino que por el contrario le han vuelto a meter la mano en sus bolsillos y esto es repudiable absolutamente”, criticó.

Asimismo, no tuvo contemplaciones en advertir: “Que tengan la seguridad que más allá de las expresiones de algunos trasnochados lenguaraces, la Unión Obrera Metalúrgica tiene el compromiso la decisión de seguir reclamando la renuncia de estas ratas inmundas (sic)”.

Finalmente, y bajo una fuerte ovación de los presentes, Oscar Martínez volvió a reiterar que “vamos a ir como lo dijimos, no nos va a temblar el pulso porque tenemos coraje, sangre y lo que hay que tener, a cada una de las casas de los legisladores para expresar nuestro repudio”.

SUTEF también marchó y se sumó a las críticas contra el Gobierno

El secretario general de la seccional Río Grande del Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación Fueguina (SUTEF), Diego Castro, brindó un breve discurso en la manifestación de los trabajadores metalúrgicos.

“Estamos reclamando tener buenas condiciones de trabajo, estamos reclamando tener condiciones laborales dignas. También reclamamos salarios, por lo tanto, la calle en estos momentos es de todos los trabajadores y así debe continuar”, dijo.

Asimismo, recalcó que “está a las claras que los trabajadores nos estamos uniendo; está a las claras que esto es solidaridad entre trabajador y trabajador porque los problemas que tienen los trabajadores son los mismos. Que el patrón sea distinto no significa que los problemas sean distintos”.

Sobre ese punto, se explayó: “Justamente, los problemas de ellos son los problemas nuestros y así vamos a estar todos en calle acompañándonos codo a codo para defender los problemas de todos”.

“Esto demuestra que el modelo de Fabiana Ríos se está cayendo a pedazos. El famoso modelo industrial pujante que tiene Fabiana Ríos, demuestra a las claras que los compañeros tienen que estar en la calle reclamando salarios dignos y puestos de trabajo que les garanticen un futuro digno”, aseguró el dirigente gremial.

Finalmente, Diego Castro precisó que “además de no tener un futuro digno los trabajadores, tampoco tenemos escuelas, tampoco tenemos hospitales, tampoco tenemos IPAUSS y esto es lo que está convirtiendo Fabiana Ríos. La isla de la fantasía a una isla del caos, concretamente”.

Comentá la nota