“Voy a votar a Scioli”

“Voy a votar a Scioli”

El sindicalista petrolero Alberto Roberti renunció a la conducción del bloque de diputados nacionales del Frente Renovador y abandonó el massismo tras afirmar que “es incoherente que los peronistas nos encolumnemos detrás de (el candidato presidencial de Cambiemos) Mauricio Macri, como pretende Sergio Massa”.

A través de un comunicado, Roberti no sólo cuestionó la estrategia massista, sino que dejó plasmada su postura frente al ballottage presidencial: “Los peronistas votamos peronistas, eso fue y será siempre así. Por eso, el próximo 22 de noviembre voy a votar a (el candidato del Frente para la Victoria) Daniel Scioli”. Los diputados del FR se habían reunido el miércoles por la noche para desplazar a Roberti por sus críticas a Massa, pero el sindicalista se adelantó a la resolución y entonces dejaron al frente de la bancada massista a María Azucena Ehcosor, esposa del derrotado intendente de Hurlingham, Luis Acuña.

“El peronismo representa los intereses del pueblo, no de la burguesía que pretende vendernos papelitos y globos de colores como si fueran grandes políticas sociales”, sostiene Roberti en uno de los párrafos de su comunicado, en alusión al espacio que comanda el alcalde porteño. Allí, Roberti precisó que su “salida” tiene que ver “con la pérdida de rumbo” que el massismo ha tenido “a lo largo de este último año”. “A partir de la caída de la imagen de quien nos conduce hoy (Massa), nos quiere someter a la votación del PRO, cuando esto va en contra de cualquier ideal político y social del peronismo”, sentenció el diputado.

Roberti asumió la conducción del bloque massista tras la deserción del ex intendente de Lomas de Zamora, Darío Giustozzi, luego de que Massa decidió bajarlo de la candidatura a gobernador bonaerense para impulsar a Francisco de Narváez. La relación de Massa con Roberti se tensó por los cuestionamientos del sindicalista a su estrategia electoral y se profundizó cuando la esposa de Roberti, la legisladora provincial Mónica López, decidió pegar el salto al sciolismo, que su marido justificó.

Ayer, López salió en defensa de su esposo. “No se puede hacer política expulsando a la gente”, dijo y calificó al espacio que conduce Massa como el “Frente expulsador”. López sostuvo que “el Frente Renovador dijo que iba a votar a Macri y eso no es peronismo”.

“Así como un compañero eligió votar a Macri, otro compañero eligió no votarlo”, detalló López sin dar nombres. “Nosotros somos peronistas, y Roberti lo había dicho antes, se lo había dicho al Frente expulsador: yo en el caso de un ballottage voto a Scioli”, relató.

En el massismo estaban furiosos con Roberti por un tuit suyo en horas previas a la elección presidencial donde manifestó que si Massa no entraba al ballottage, “vamos todos con Scioli”, aunque luego denunció que hackearon su cuenta en la red social. La decisión de desplazarlo como jefe del bloque ya estaba tomada pero se postergó hasta después de la elección. La resolución se iba a tomar el miércoles pero Roberti anticipó su renuncia por nota. Entonces el FR ungió interinamente a Ehcosor, esposa de uno de los barones del conurbano bonaerense encolumnados con Massa que fue derrotado, hasta que se incorporen los nuevos diputados el 10 de diciembre. Aunque nadie en el massismo niega que las riendas del bloque están en manos de Graciela Camaño, esposa de otro sindicalista, Luis Barrionuevo.

Comentá la nota